martes, 28 de abril de 2020

#40NC20 Txomin González: "El personal sanitario no quiere ser héroe"






#40NavarrosConfinados por Pedro Pérez Bozal

Domingo González Martínez, Txomin, se repartía en los últimos meses entre su ciudad, Corella, y Pamplona. El pasado año se estrenó como diputado foral de Euskal Herria Bildu tras años de entrega profesional y sindical en Osasunbidea. Y hace unos días le hizo un hueco a e-Ribera.com para hablar sobre la actualidad:

¿Cómo estás llevando a nivel personal el confinamiento? 

Es una situación incómoda y molesta para toda la población. Porque a veces es difícil de comprender los diferentes criterios que se utilizan: se dan facilidades para ir al trabajo, y se ponen muchos problemas para las actividades personales, como ir a cuidar las huertas.

En mi caso, he intentado mantener unos hábitos y rutinas diarios y estoy diferenciando el lugar de trabajo, teletrabajo, del resto de espacios de la vivienda. También leyendo mucha documentación sobre el coronavirus y sobre las medidas que los distintos países están implementando para hacerle frente de forma eficaz a la pandemia.

En el área de salud de tu ciudad, Corella, y Castejón también está habiendo un número considerable de positivos. ¿Qué tal está siendo la actitud de los corellanos? 

En estos momentos (la entrevista se realizó el 22 de abril) la cifra de casos confirmados está en 52 personas. Pero hay algunas más que se sospecha que tengan el coronavirus a las que no se les ha podido realizar, todavía, los análisis para diagnosticar. Las personas en Corella y en todo Navarra, están teniendo un comportamiento ejemplar, demostrando una gran madurez y solidaridad hacia los colectivos de personas más necesitados. Es una grata sorpresa descubrir como la sociedad se preocupa por sus semejantes.

Entiendo que al llevar muchos años trabajando en la Sanidad pública ves el asunto desde un prisma singular. ¿Cómo está siendo la respuesta de los profesionales de Osasunbidea? 

La implicación de la plantilla ante esta crisis está siendo espectacular, somos afortunados por contar con unos profesionales que dan lo mejor de si mismos para garantizar la mejor atención sanitaria posible.

También tengo que señalar que el personal sanitario no quiere ser héroe. Son trabajadoras y trabajadores que tienen que realizar su actividad laboral con los recursos y protecciones necesarios para garantizar su salud, y eso es obligación de este Gobierno.

No podemos ni debemos pedirles que pongan el riesgo su salud, porque no es necesario. Entre todos debemos de exigir que se les proteja como ellas nos protegen. Desgraciadamente, en la legislatura pasada no dio tiempo para compensar todos los recortes desarrollados por los partidos de derechas, agrupados ahora en Navarra Suma. Cerraron camas hospitalarias, no se renovó el equipamiento técnico, se abandonó la atención primaria, se precarizaron las plantillas…

Todas estas deficiencias se están dejando notar en la capacidad asistencial. Y para equilibrar y garantizar una asistencia sanitaria óptima las plantillas de Osasunbidea están haciendo un esfuerzo enorme, algo que todos debemos de reconocer de forma especial.

El Hospital Reina Sofía al menos no parece desbordado... 

Los días de máxima afluencia de pacientes la situación fue muy estresante y difícil de gestionar. Esta enfermedad está siendo algo muy excepcional y ha obligado a continuas adaptaciones de los servicios y del personal. El hospital ha estado muy cerca del colapso o de alcanzar su capacidad máxima.

Afortunadamente no ha hecho falta utilizar hospitales de campaña como en Madrid. Son equipamientos que tenemos que contemplar en los planes de contingencia para garantizar la atención sanitaria, pero que lo mejor es no tener que utilizarlos.

En líneas generales, ¿cómo valoras la gestión de la crisis que está realizando Gobierno de Navarra? 

Creo que el Gobierno de Navarra podía y debería de haber tenido más iniciativa y no haber esperado tanto a las decisiones que se tomaban por parte del Gobierno estatal. No obstante, también hay que reconocer que la situación a la que nos enfrentamos es tremendamente compleja.

Desde Euskal Herria Bildu hemos centrado nuestro trabajo en proponer medidas que ayudasen a solucionar los problemas y nuestra colaboración ha sido total y honesta. Eso no quiere decir que cuando hemos visto errores no los hayamos señalado y que seamos críticos con algunas decisiones- Pero pensamos que es el momento de aportar esfuerzos para salir de la crisis sanitaria y luego ya tendremos tiempo de criticar y exigir responsabilidades, sin son necesarias.

¿Cómo está resultando tu labor como diputado autonómico en estos momentos tan difíciles? 

Muy interesante: cuando me ofrecieron participar como candidato mi idea era poder ser útil para los pueblos de la Ribera y en estas circunstancias tan especiales es una actividad más necesaria todavía. Mi trabajo en el parlamento se centra, mayoritariamente, en los Departamentos de Salud, Derechos Sociales y Presidencia. Sectores que por mi labor profesional y sindical conozco mucho. Pero compartimos muchas responsabilidades entre el grupo parlamentario, sobre todo cuando son decisiones que afectan a nuestros pueblos y ciudades.

Llevas muchos años lidiando contra los recortes y la precariedad en el área de Salud. ¿No crees que ahora los que recortaban dan demasiadas lecciones sobre Sanidad?

Totalmente de acuerdo. Como comentaba, los mayores problemas generados por esta pandemia han estado relacionados con la falta de recursos sanitarios y asistenciales. El desastre que ha provocado el coronavirus en las residencias de personas mayores y dependientes es un ejemplo claro de hacia dónde nos llevan las políticas privatizadoras de las derechas.

Aquí en la Ribera no podemos olvidar que intentaron cerrar el laboratorio del hospital de Tudela, con la complicidad del PSN. El trabajo para mantener el laboratorio supuso tres años de lucha de la plantilla y afortunadamente de una parte mayoritaria de la sociedad ribera que comprendió la importancia de tener un centro hospitalario con todos los servicios sanitarios posibles. Afrontar esta enfermedad sin un laboratorio propio hubiese sido mucho más difícil.

¿Crees que cuando escampe lo peor de la pandemia valoraremos de otra forma a la Sanidad pública? 

Espero que sí. Tenemos una sanidad pública aceptable pero manifiestamente mejorable. En Navarra dedicamos un escaso 5% de nuestro Producto Interior Bruto (PIB), para invertir en salud. En otros países de nuestro entorno europeo están invirtiendo por encima del 8% y Alemania el 9%. Cada punto del PIB Navarro suponen 150 millones de euros y eso supone que cada año dejamos de invertir 450 millones de euros en sanidad pública.

Ese dinero  se debería de utilizar para renovar los equipamientos tecnológicos, las instalaciones hospitalarias, dar estabilidad a las plantilla… Una de las grandes diferencias entre las políticas de derechas y de izquierdas es que para los partidos como EH-Bildu la sanidad pública es un derecho esencial de la sociedad.

Para otros partidos la sanidad es otro sector de negocio y por ello promueven recortes sanitarios, copagos de medicamentos y seguros privados. Su modelo es la sanidad de Estados Unidos, país en el que 40 millones de personas no tienen asistencia sanitaria y en el que el 40% de las personas que pierden sus casas es por un problema grave de salud que los deja sin dinero…

Es hora de apostar por unos servicios públicos de calidad como única forma de garantizarnos seguridad para futuras crisis, ya sean sanitarias o económicas. Con unos servicios públicos fuertes se garantiza un bienestar para toda la población.

#40Navarrosconfinados

#40NC1 Alberto García: "En estos momentos está reinando el compañerismo"

 #40NC2 J.M. Blanzako: "Ya vale de que los más desfavorecidos paguen las consecuencias"

#40NC3 David Álvarez: "Sin impuestos no hay servicios"

#40NC4 Koldo Martínez: "No se está dotando de herramientas a las entidades locales"

#40NC5 Iker Alvero: "La gente llenaba carros con papel higiénico y gel desinfectante"

#40NC6 Bardi Forcada: "Somos mucho más vulnerables de lo que nos parece"

#40NC7 Gorka García: "Necesitamos unos nuevos presupuestos de crisis"

#40NC8 Marisa de Simón: "No puede ser que los países conviertan en paraísos fiscales"

#40NC9 Javier Frías: "Estuve veintitrés horas encerrado en un avión"

#40NC10 Iosu Muro: "El día que vuelva la música en directo va a ser épico"

#40NC11 Ángel Sanz: "Los que trabajamos en la Sanidad formamos un gran equipo"

#40NC12 Mikel Buil: "Es ilusionante la solidaridad que se ha desplegado en los pueblos"

#40NC13 David Yanguas: "Esta pausa global nos ha obligado a reflexionar"

#40NC14 Adrián García: "El teletrabajo puede contribuir a revertir el éxodo rural"

#40NC15 Javier Fernández: "Hay que darle mucho mérito al comercio local"

#40NC16 Adolfo Araiz: "Se ha producido una limitación de derechos"

#40NC17 José Ramón Azpilicueta: "Seguimos siendo animales sociales"

#40NC18 Sergio Yanguas: "Vivimos corriendo contra el tiempo"

#40NC19 Esther Bermejo: "La brecha digital se nota bastante entre los alumnos"

#40NC20 Txomin González: "El personal sanitario no quiere ser héroe"

#40NC21 Javier Latorre: "Las pantallas no suplen la cercanía que necesitamos"

#40NC22 José Manuel Ochoa: "Me he reencontrado a mí mismo"

#40NC23 Joaquín Moreno: "Con los amigos hago planes a través de videollamadas"

#40NC24 Ramón Pérez: "El sol es el Bill Gates español"

#40NC25 Ángel Ochoa: "Le hubiera pegado una patada al ordenador"

#40NC26 Óscar Bermejo: "No sabía que tanta gente tenía perro"

#40NC27 Eva Calleja: "De estos días me quedo con el silencio"

#40NC28 Carlos Guillén: "Consumimos de forma descontrolada"

#40NC29 Eduardo Ramos: "Alemania supo adelantarse"

#40NC30 José Antonio González: "Hay una falsa sensación de que nos vigilan"

#40NC31 Imanol Vergara: "A los europeístas no nos lo están poniendo fácil"

#40NC32 Carlos Arellano: "Envidio el respeto de los orientales hacia sus mayores"

#40NC33 Javier Gurpegui: "Tengo 'monazo' de subir al monte"

#40NC34 Iñaki & Cache jr: "Nos lo tomamos de forma muy profesional"

#40NC35 Íñigo Vergara: "Lo tenía todo preparado para irme a Australia"

#40NC36 Olga Risueño: "Hacía muchos años que no veíamos tantas aves y flores"

#40NC37 Alba Bermejo: "No sabes lo orgullosa que estoy de ser enfermera"

#40NC38 Silvia Yanguas: "Espero que la sociedad no se olvide de nosotros"

#40NC39 Maite Espinosa: "Vamos a disfrutar mucho más de las pequeñas cosas"

#40NC40 Uxue Barkos: "Es duro ver a mi madre por el balcón y no poder abrazarla"

No hay comentarios:

Publicar un comentario