El pleno de ayer del Ayuntamiento de Tudela debatió una moción presentada en conjunto por Izquierda-Ezkerra y el PSN-PSOE por el que se instaba al equipo de gobierno de la capital ribera a mantener el taller arqueológico de San Nicolás. 

El texto decía que el Ayuntamiento de Tudela se comprometía "a tomar las medidas necesarias para que los talleres de excavación y el resto de las actividades que forman parte del proyecto arqueológico que se ha venido llevando a cabo en la iglesia de San Nicolás en los últimos años, tengan continuidad este año 2021 conforme a lo previsto y no terminen hasta que no se pueda cerrar adecuadamente el proyecto". 

Pero Navarra Suma hizo valer su mayoría para tumbar la moción a pesar de que en torno a un millar de tudelanos han firmado a través de las redes sociales para evitar que el equipo de gobierno mantenga su decisión de finalizar la excavación sin que se hayan extraído las conclusiones. 

"El coste no es elevado"

Olga Risueño, portavoz de Izquierda-Ezkerra, aseguró que no puede aducirse que el taller se suprime por motivos económicos porque "el coste" del taller "no es elevado", ya que están presupuestados 7.000 euros de cuales la mitad suele ser financiado por el Gobierno de Navarra. 

El portavoz socialista Ángel Sanz aseguró que esta decisión de Navarra Suma "resta a Tudela"; agradeció la labor profesional de Juanjo Bienes, director del taller; y dijo que no se puede cancelar esta actividad con el argumento del bajo número de inscripciones, ya que otras muchas realizadas por el consistorio tienen menos tirón y se mantienen por interés cultural o social. 

"Estas decisiones restan ciudad, patrimonio e historia", aseguró Sanz. "Esta no es una cuestión económica y quizás nos tengamos que enterar por algún medio de comunicación para saber qué quieren hacer. Pero igual se llevan alguna sorpresa y lo que quieren hacer, no se puede", añadió. 

Erika Navarro, de Navarra Suma, aseguró que la oposición "quiere polemizar" sin saber cuál es el destino del edificio. La concejala no adujo falta de tirón o elevado coste económico, que era el argumento que había exhibido UPN, y asegura ahora que la supresión se debe a la falta de éxitos en la extracción: "Tan solo se han catalogado objetos encontrados en 2014, se han realizado doce talleres en los que no se ha catalogado ni un solo objeto". 

Risueño aseguró que hay una "relación de hallazgos" y que no se han catalogado "porque todavía no se había cerrado la excavación". La concejala de IE recordó que miembros el equipo de gobierno, en referencia a Alejandro Toquero, incluso subían los objetos extraídos a las redes sociales; y aseguró que en 2020 hubo 17 voluntarios apuntados al taller arqueológico, no 0 tal y como aseguró Navarra Suma. 

Moción contra el euskera

La coalición regionalista sacó ayer adelante una moción en la que instan al Gobierno de Navarra que garantice la igualdad de oportunidades para acceder a la función pública en relación al euskera. Es decir, que el euskera además de no ser valorado en la zona no vascófona tampoco lo sea en el resto de Navarra. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours