La Cámara de Comptos fiscalizará la licitación del contrato de limpieza viaria ejecutado por la Mancomunidad de la Ribera, cuya comisión permanente echó al principal rival de FCC del concurso e intentó tumbar el mismo cuando el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Navarra obligó a readmitir a la UTE Cespa-Acciona tras haber sido apartada. 

El intento de apartar al dúo empresarial, ideado por Fermín Corella, fue un acto contrario a "los principios de igualdad y transparencia", según el citado tribunal. Finalmente el proceso acabó con alegría para FCC, que ganó un concurso para realizar la limpieza viaria de 17 localidades riberas durante una década a cambio de 24,5 millones de euros

Enfado en Navarra Suma

Navarra Suma ha estallado tras conocer que el PSN ha pedido a Comptos que fiscalice el concurso. Ramón Alzórriz, secretario de Organización y portavoz parlamentario autonómico socialista, ha asegurado que en el proceso "hay unas presuntas irregularidades que también destacó el Tribunal de Contratos de Navarra". 

Fernando Ferrer, que aseguró que no tenía interés en que ganase FCC, afirmó ayer que Alzórriz está buscando "el beneficio político" y mostró su deseo de que la petición del PSN "no tenga incidencia en el proceso de adjudicación del contrato". 

Este hecho dependerá más bien de la limpieza de un concurso que hay que recordar que ha contado con el aval de los controvertidos alcaldes socialistas, el cabanillero Gustavo Rodríguez (exazote de Bardenas y hoy apuntalador de la gestión de José María Agramonte) y el fontellero Andrés Agorreta, que se niega a jubilarse a pesar de que hay voces internas en el PSN creen que su gestión es propia de siglos anteriores. 
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours