Maite Jordán Marchite, secretaria del Ayuntamiento de Fustiñana, ha sido condenada a un año de inhabilitación y a abonar 3.240 euros por negarse a tramitar matrimonios civiles durante los años 2018 y 2019.

Se da la paradoja de que Jordán Marchite ejerce el mismo cargo en la controvertida Mancomunidad de la Ribera, que está a punto de cerrar un polémico concurso de limpieza viaria en diecisiete localidades del sur de Navarra que ha recaído en FCC.

Fuentes cercanas al Ayuntamiento de Fustiñana explican a e-Ribera.com que Jordán Marchite, muy famosa en su localidad porque tiene una hija televisiva, "sorteó durante años a las cámaras ya que pedía no aparecer en las grabaciones de los plenos municipales que eran realizadas 'de manera amateur' por miembros del PSN-PSOE". 

La Mancomunidad de la Ribera podría verse obligada a cambiar de secretaria si la fustiñanera decide no recurrir la sentencia a la Audiencia de Navarra, acepta ser inhabilitada por un año y abona los 3.240 euros que conlleva la sanción. 

Foto: Jordán Marchite, a la derecha de Fermín Corella y Fernando Ferrer/ Grupo Noticias. 



Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours