miércoles, 3 de junio de 2020

La Mancomunidad de Residuos de la Ribera da al trastre con tres años de trabajo







La Mancomunidad de Residuos de la Ribera confirmó en su asamblea de ayer que tiene la intención de reiniciar el concurso que elegirá a la concesionaría que prestará el servicio de limpieza viaria durante una década en diecisiete localidades del sur de Navarra. 

Ocho de los nueve representantes de Navarra Suma en la Comisión Permanente y dos de los tres del PSN confirmaron que tres años de trabajo y miles de euros se van por el desagüe tras la decisión del Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Navarra de recuperar una candidatura tumbada por decisión del gerente del organismo supramunicipal, Fermín Corella.

Cespa/Acciona ha confirmado que recurrirá esta decisión de la Mancomunidad de Residuos de la Ribera, que va camino de entrar en una franja de arenas movedizas que le impedirán salir del bloqueo del concurso.

Líos para Navarra Suma y el PSN

El PSN, por boca de Ramón Alzórriz y del concejal tudelano Ángel Sanz, se ha desmarcado de la decisión de los alcaldes socialistas de Fontellas y Cabanillas de tumbar un concurso que fue tutelado por otro miembro del partido, Tomás Aguado.

En Navarra Suma el alcalde de Monteagudo y vicepresidente de la Mancomunidad, Mariano Herrero, también se ha desmarcado de sus compañeros regionalistas. No es el único lío de la coalición liderada por UPN, que en el Congreso se alineaba hoy con Vox para no apoyar una nueva prórroga al estado de alarma.

Problemas de Navarra Suma en la Ribera

En Cintruénigo, NA+ sigue sin ser capaz de presentar unos presupuestos a pesar de contar con una mayoría absoluta. En Cadreita, donde gobiernan, la alcaldesa Berta Pejenaute se muestra contraria a abrir una comisión de investigación para dirimir responsabilidades por el presunto robo de cinco millones de euros en agua pública.

En Tudela, Irene Royo admitía esta semana en el pleno de forma implícita que la promesa de Alejandro Toquero de dejar exentas las tasas de las terrazas es contrario a la ley y por lo tanto tendrá que abortarse.

Otro concejal tudelano de NA+, Pedro González, protagonizó una bronca personal a cuenta del conservatorio. En Fitero, el PSN pide al equipo de Gobierno que subsane "las deficiencias de algunos contratos de empleados públicos".

Leer más: El lío de la Mancomunidad de Residuos de la Ribera acaba con grietas internas en NA+ y PSN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario