Veinticinco citas fiteranas para 2017








El calendario que se avecina en 2017 para Fitero se compone de varias citas que marcarán el futuro de nuestra villa. No nos podremos perder la inauguración de las obras del Monasterio, que tras ocho años y seis millones de euros de inversión al fin abrirá las puertas de sus remozadas dependencias. Será interesante ver el desarrollo de la traída de aguas de Itoiz a La Ribera, que aunque podría no repercutir directamente a nuestros campos sí lo hará en términos como el de Corella, donde parte de nuestros agricultores tienen interés económico. U observar la implantación de Raúl Sanz con su empresa agrícola, que puede dinamizar el sector primario fiterano.

También veremos con frustración, tras ser definitivamente descartada la opción cercana a Fitero, si se lleva a cabo la conexión por autovía entre Tudela y Ágreda por Tarazona, proyecto que ofrece serias dudas medioambientales tal y como ha denunciado Ecologistas en acción. Deberá estar atento el Ayuntamiento en ayudar al Calatrava femenino, género que en La Ribera sufre unas complicaciones económicas de primer grado por el coste de los desplazamientos. O ayudar a la digitalización del patrimonio fotográfico de Jesús Latorre. Y premiar al fin a Aitor Lozano, campeón navarro de rallies de asfalto. Veremos además como se desenvuelven algunos cuando AFI inste vía moción en pleno a dar el nombre de Manuel García Sesma a la Biblioteca local, que debiera recibir más aportación por parte del presupuesto de la villa para la compra de libros y para la realización de actividades como los cuentacuentos o los talleres de escritura.

No nos olvidamos de los juicios que están creando jurisprudencia a la hora de pagar contribuciones urbanas cuando debieran ser rústicas, hecho que afecta al bolsillo de decenas de fiteranos. Veremos si el equipo de Gobierno hace buenas sus promesas del parking de caravanas, del fin de semana gastronómico o del campo del fútbol 8 de césped artificial, ya que de su agenda ha desempolvado proyectos como la pasarela sobre el Río Alhama, la adecuación de la sala recreativa del Cine Calatrava y el embellecimiento de caminos rurales como La Vega, el Barranco, el camino de La Huerta o La Madera, que esperemos que se al fin se lleven a cabo tras años de retraso.

También disfrutaremos del nuevo catálogo turístico local, de una nueva edición de la Barranco Night Music, esperemos que de más rondas de bares con la Txaranga Stropizio y de la multitud de eventos que organizan las asociaciones locales. Disfrutaremos además de los nuevos precios de los abonos de los complejos deportivos (también tras la sensible rebaja, del coste de la licencia de apertura de nuevos negocios).

Por último, observaremos si la Mancomunidad de aguas centraliza el cobro, si la obra de la traída de agua de boca desde el Moncayo cristaliza, si se implantan las luces LED para rebajar la factura energética local, cómo se desarrolla las obras de las nuevas habitaciones de la Residencia, la puesta en marcha de la nueva sede de la guardería, la previsible implantación del nuevo horario intensivo del Colegio Público y los actos por el centenario de la UGT en Fitero.

Agrupación Fiterana Independiente

Comentarios