Las casas de los camineros de Tudela II; por Jose Mari Blanzako

La ciudadanía ribera valora con buena nota la atención sanitaria a pesar de las listas de espera



 





La población mantiene un notable nivel de satisfacción sobre la atención sanitaria pública de Navarra pese al impacto de la pandemia. Aunque con ligeras oscilaciones y variabilidades por servicios, factores o zonas, la última “Encuesta de Satisfacción de la Ciudadanía” encargada por Osasunbidea en 2021 registra notas superiores al “8” (en una escala del 1 al 10) en diversos indicadores  claves, muy en la línea de los constatados en la última encuesta de este tipo que data de 2019, antes de la llegada de la COVID-19.

El estudio se basa en un total de 6.824 encuestas realizadas por una empresa especializada en octubre del año pasado, distribuidas a lo largo de las distintas Áreas de Salud y servicios de atención que forman el SNS-O.  Se trata de una encuesta que se suele realizar anualmente, pero que, debido a las circunstancias especiales del 2020, en ese año no se acometió de manera que la última referencia comparable data del momento prepandémico.

La Atención Primaria tiene una media general de satisfacción del 8,3, lo que la sitúa en niveles bastante parecidos a los constatados a los años pre pandémicos de 2017 (8,3), 2018 (8,3) y 2019 (8,4), respectivamente. Por áreas de Salud, Estella es la que saca una mejor calificación, seguida de Pamplona y Tudela.

Pasando a aspectos más concretos, destacan la confianza en los y las profesionales (Enfermería es el estamento mejor puntuado -con casi un 9-, seguido de Medicina), la valoración en las instalaciones y sus horarios, así como la rapidez para dar una cita en el mismo día o los siguientes recibe un respaldo importante lo mismo que el relativamente poco tiempo de estancia en la sala de espera.  No obstante,  en el ítem “accesibilidad” para contactar con el centro baja del 7,6 al 7,3. Este es el concepto que en todas las ediciones de la serie histórica siempre aparece con mayor margen de mejora.

El Reina Sofía es valorado por encima de la media de otros hospitales navarros

La valoración global de toda la atención hospitalaria navarra merece un 8,75, un valor similar al de 2019 y mejor que en los dos años precedentes. En concreto, la serie histórica es: 8,7 (2017); 8,7 (2018); 8,5 (2019) y 8,7 (2021). El Hospital Reina Sofía recibe en términos globales una nota superior a los otros tres (un 8,88) dentro de que todos (un 8,57 el HUN y un 8,63, el Hospital García Orcoyen) tienen un notable alto, aunque, lógicamente, el volumen y variedad de actividad  no es comparable con el Hospital Universitario.

Esta buena nota recibida por la sanidad ribera llega un día después de que Diario de Navarra desvelase que las listas de espera en primera consulta en el Área de Salud de Tudela se haya disparado desde las 1.434 personas de  marzo de 2020 hasta las 4.532 personas, focalizándose la subida en varias especialidades donde existen problemas de personal: Rehabilitación, Raquis, Cardiología y Rehabilitación. 

Cambios en la vacunación en Tudela

A partir del próximo lunes 11 de abril, la vacunación contra la COVID-19 para todas las personas del Área de Salud de Tudela se traslada a los módulos situados junto al Servicio de Urgencias del Hospital Reina Sofía. 

Se cierra por tanto el vacunódromo de la calle Ador tras más de tres meses de actividad. Este vacunódromo, que estaba ubicado en el antiguo colegio de Lourdes, se abrió el 27 de diciembre, gracias a un convenio con la Compañía de Jesús, que cedió el local altruistamente.

Actualmente está abierta la citación para:

-3ª dosis. Toda la población mayor de 18 años.
-1ª y 2ª dosis. Población infantil (5-11 años).
-4ª dosis. Grupo 7.
-4ª dosis para residentes en plazo. 
Cabe recordar que se puede acudir a recibir la vacuna sin cita previa en horario de 8.30 a 19 horas de lunes a domingo.