Ecologistas en Acción de la Ribera, dentro de su campaña “No son molinos, son gigantes”, ha organizado una conferencia  con el título “Renovables si, pero no así”  que será llevada a cabo el 14 de octubre a las 19.00 horas en el Centro Cívico de Lourdes de Tudela por Álvaro Campos Celador, profesor adjunto de la Universidad del País Vasco, doctor en ingeniería térmica, y experto en energías renovables. A su vez es miembro destacado de Aliente. 

Aliente es un colectivo estatal que ha nacido con el apoyo inicial de decenas de organizaciones y cientos de personas a título individual y de carácter voluntario, unidas para proponer una transición energética justa, basada en la generación renovable distribuida, el ahorro energético y el autoconsumo, una transición que ponga la defensa del territorio y su biodiversidad en el centro. 

Modelo fallido

Ecologistas en Acción de la Ribera lleva desde más de una década llamando la atención sobre el modo en el que se están implantando las energías renovables en todo el Estado, y en concreto en Navarra. "Un modelo que repite los mismos errores que la implantación de otras energías, que no busca el ahorro, la eficiencia y el empoderamiento de los individuos frente al acaparamiento de poder y beneficios de las grandes empresas", aseguran. Por este motivo, Ecologistas en Acción de la Ribera apoya y participa en Aliente. 

Esta organización afirma que "los grandes parques eólicos y solares suponen un daño diario y una amenaza para la biodiversidad. Como venimos publicando, desde el inicio de los grandes parques eólicos en Navarra casi 9.000 invertebrados alados han muerto al ser golpeados o  seccionados por las aspas de estos molinos. No hay estudios sobre la perdida de hábitats, pero allí donde se ha colocado un parque eólico o solar también se ha producido una merma en la biodiversidad, que incluso ha llevado a la extinción local de alguna especie. Recordemos que en este caso las aves esteparias son muy sensibles a la modificación de su hábitat y han sido muy perjudicadas".

Además, el modelo de grandes parques eólicos y solares necesita de la energía fósil para su desarrollo, por lo que se sigue con un modelo de emisiones de gases de efecto invernadero. Los grandes parques eólicos y solares también basan su fundamento en materiales finitos y escasos, lo cual también es una amenaza para el futuro. Y todo sin que desde los gobiernos se opte primeramente por la producción para autoconsumo o en lugares ya humanizados. 

Y añaden: "Mientras quede un solo tejado libre no se deberían permitir construir parques eólicos y solares, que solo benefician a las empresas, en menor medida a los ayuntamientos, y perjudican a los consumidores, al territorio, paisaje y biodiversidad. De todo esto nos viene a hablar Álvaro Campos Celador, profesor adjunto de la Universidad del País Vasco y doctor en ingeniería térmica, que es experto en energías renovables". 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours