Pedro Pérez Bozal 

Con Ramón Alzórriz hacemos balance sobre los dos primeros años de legislatura en Navarra. El secretario de Organización del PSN-PSOE y portavoz socialista en el Parlamento se muestra ilusionado con el presente y optimista con el futuro de la Comunidad Foral: 

¿Qué balance haces de lo que llevamos de legislatura?

Por ahora positivo a nivel político porque el Gobierno de Navarra ha conseguido aprobar por dos veces los presupuestos, que es la herramienta más importante porque incide especialmente en la ciudadanía. 

Ahora empezamos a negociar el que queremos que sea el tercer presupuesto de la legislatura y apostaremos de nuevo por crear un clima de diálogo. Es cierto que no me hago demasiadas ilusiones con la postura de Navarra Suma porque siguen instalados en la destrucción. 

La relación del Gobierno de Navarra con Navarra Suma no tiene visos de mejorar.

Es la actitud típica de la derecha cuando no gobierna: dice que el Gobierno de turno no es legítimo porque no están ellos. Enarbolan una estrategia rupturista que ensucia la imagen de Navarra. Y deberían saber que la sociedad navarra ha evolucionado mucho en los últimos tiempos y nos pide que nos entendamos entre diferentes por el bien común. 

Hay grupos que ponen vetos. No entendemos los vetos y menos en el presupuesto porque va a mejorar la vida de la gente y si no conseguimos aprobarlos no tenderemos los fondos europeos, que van a ser claves para transformar la Comunidad Foral. 

Habla de que otros partidos ponen vetos pero el PSN-PSOE sigue negándose a conformar pactos con Euskal Herria Bildu. Cuesta entender por qué Pamplona tiene un alcalde conservador como Enrique Maya a pesar de que en las últimas municipales más del 60% de los ciudadanos de la capital votaron a opciones progresistas. 

Nosotros siempre hemos favorecido gobiernos progresistas en todos los municipios. Y también en Pamplona, donde presentamos candidata a la investidura pero esta no fue apoyada por EH Bildu y Geroa Bai. 

La cuestión de EH Bildu es que tiene un recorrido ético todavía por realizar porque no condenan la violencia ejercida por ETA. Eso nos imposibilita gobernar con ellos, pero no tenemos problema en llegar a acuerdos presupuestarios.

El Gobierno de Navarra va a estudiar el cambio de la financiación de los ayuntamientos y Na+ Tudela sigue recordándoles que han cambiado de parecer con la Carta de capitalidad.

Navarra Suma apuesta por la confrontación y sobre todo lo hace con el alcalde de Tudela, que debería plantearse su actitud respecto a Gobierno de Navarra. Se caza más con miel que con hiel. Y bien lo saben otros dirigentes de Na+ en la Ribera con los que tenemos unas relaciones marcadas por la normalidad y el diálogo. 

Alejandro Toquero utiliza su posición para confrontar contra Gobierno de Navarra. Y su posición no es liderar la Ribera, sino Tudela. Por cierto, es posible que con el nuevo reparto se cubran las necesidades que tiene Tudela, pero algunos no lo aplaudirán porque no se llama Carta de capitalidad. 

¿Tienen visos de mejorar las relaciones con Alejandro Toquero?

Nos gustaría que aceptase las reglas del juego democrático y que reivindicase mejoras para la ciudad. Sería bueno que hablásemos más sobre propuestas para Tudela que de las polémicas del alcalde. Y así no se avanza. 

El PSN-PSOE habla mucho de progresismo. Y a veces que en algunas ocasiones se os sitúa en otras latitudes ideológicas por discursos como el de Santos Cerdán en el Congreso sobre Bardenas, la postura sobre que el euskera no cuente siquiera como mérito en la Ribera o la monarquía. 

Esto no es todo o nada. Hay progresistas que creen que solo hay una manera de serlo. Ser progresista es mejorar la vida de la gente, reforzar los servicios públicos, crear empleos de calidad, generar infraestructuras, vertebrar el territorio o bajar el Canal de Navarra a la Ribera. 

La realidad sociolingüística en la Ribera es la que es. Queremos que el euskera sea respetado, pero no queremos que se imponga. 

¿Qué supone para el PSN-PSOE tener una figura como Santos Cerdán como secretario de Organización estatal? 

Para mi es un compañero y amigo. Su labor es fundamental dentro del PSOE y también apoya a Navarra desde Madrid. Lo vimos en la última negociación para conformar el Gobierno foral porque es importante que en el resto del Estado se entienda la singularidad de Navarra. Cerdán también favorece a que los temas navarros lleguen con fuerza a los distintos ministerios. Para nosotros es una garantía. 

María Chivite ha sido reelegida de facto como secretaria general del PSN-PSOE. ¿Vas a seguir como secretario de Organización del partido?

Esa es una facultad de la secretaria general, pero ella hace unos días ya explicó que quiere que siga y yo estoy encantado con mantenerme en el camino que ella ha emprendido. 

¿Tienes buenas sensaciones de cara a 2023?

Soy optimista porque creo que este formato de Gobierno liderado por el PSN-PSOE está funcionando bien y creo que ha calado en la sociedad navarra. Es posible que en 2023 tengamos un Gobierno parecido. 


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours