El Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Políticas Migratorias, presentará públicamente, este lunes, los borradores del Plan de Acogida a Personas Migrantes y de la Estrategia de Convivencia Intercultural. Los documentos, ya terminados, quedarán después sometidos a un proceso de información pública, en el que la ciudadanía todavía podrá hacer aportaciones para conformar los textos definitivos.

La presentación se llevará a cabo en una jornada que tendrá lugar en Pamplona, en el Civican de Pío XII, que podrá seguirse online a través de este enlace. En ella se dará a conocer también el diagnóstico elaborado durante los últimos meses, y de manera participativa, como fundamento para el Plan de Lucha contra el Racismo y la Xenofobia. La apertura del encuentro correrá a cargo del consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos.

En la jornada estarán presentes los principales responsables de los equipos que han trabajado en el Plan de Acogida a personas migrantes y en la Estrategia de Convivencia Intercultural; así como integrantes del grupo de trabajo de la Universidade da Coruña que está realizando el Plan de Lucha contra el Racismo y la Xenofobia.

“Hojas de ruta” flexibles y abiertas a la participación

Desde la Dirección General de Políticas Migratorias, se señala que los documentos son “hojas de ruta” flexibles y abiertas a la participación, desde su creación y en su futura forma de aplicarse. Así lo ha señalado Virginia Eraso, directora del Servicio Karibu de Acogida y Acompañamiento a personas migrantes, que ha puesto el acento en que el Plan de Acogida supondrá “el establecimiento de un centro de acogida de personas tanto migrantes como del resto de la ciudanía que vive aquí en Navarra”.

Eraso también ha destacado la importancia que en el plan se da tanto a lo relativo a la vivienda como al aprendizaje de las lenguas de Navarra, el castellano y el euskera. “Creemos que, para poder hacer una acogida integral, las personas que residen aquí tienen que conocer la lengua que se habla”, ha subrayado.

Por su parte, Idoia Saralegui, directora del Servicio Ayllu de Convivencia Intercultural y Lucha contra el racismo y la xenofobia, ha explicado que la Estrategia de Convivencia Intercultural prioriza “la creación de unas comunidades interculturales, planteando la visión positiva de la convivencia intercultural, así como gestionando o mediando si hubiera algún tipo de conflicto en alguna de las zonas”.

“Planteamos todo esto desde el compromiso de los diferentes departamentos de la Administración Foral, y fomentando la participación, no solo de la población autóctona sino de las diferentes minorías que hay en la Comunidad”, ha indicado Saralegui.

Enriquecedores procesos participativos

Los procesos de elaboración de estos tres documentos, hoja de ruta para los próximos años de la acogida y la convivencia intercultural en Navarra, han estado marcados por su carácter participativo. A día de hoy, a falta del trámite de información pública, se han recogido 1.700 aportaciones al Plan de Acogida a Personas Migrantes; y 1.376 aportaciones a la Estrategia de Convivencia Intercultural.

Ángel Madero, de Andalucía Acoge y responsable del equipo que ha llevado a cabo el Plan de Acogida, ha calificado el proceso de “muy enriquecedor”: “Debemos agradecer su ayuda a las más de 120 entidades, públicas y privadas, y a la ciudadanía a título individual, que han representado la rica diversidad de la sociedad navarra y de cuyas visiones se nutren ambos documentos”, ha indicado.

Un Plan de Acogida pionero en el Estado

Ángel Madero también ha subrayado que el Plan de Acogida a Personas Migrantes es “profundamente innovador”, al ser el primer plan de acogida específico de todo el estado español. En él, se establecen las bases para una gestión de la acogida desde una mirada comunitaria e intercultural, atendiendo a las necesidades de las personas que llegan a Navarra, desde una perspectiva integral; y “apoyándose en todo el bagaje que ya tiene Navarra”, ha subrayado Ángel Madero. Las medidas propuestas en el plan, señala, “poseen un claro enfoque de derechos, así como la perspectiva de género”.

Estas medidas son, asegura, “lo suficientemente flexibles para poder adaptarse a los vertiginosos cambios de la sociedad actual, pero indican claramente el marco de actuación que debería seguirse en los próximos años”. En palabras de Madero, “el desarrollo del plan no sólo beneficiará a las personas migrantes que lleguen por primera vez a Navarra, sino que lo hará con el conjunto de la sociedad navarra”.

La Estrategia de Convivencia requerirá “estructura organizativa”

Con respecto a la Estrategia de Convivencia Intercultural de Navarra 2021-2026, José Manuel Álamo, de IMEDES, ha destacado que el documento dotará a la Estrategia de “una Estructura Organizativa que permita incidir de forma directa sobre los elementos planteados como esenciales”. Por tanto, es un punto de arranque para la actuación concreta en diversos ámbitos.

La Estrategia parte de dos “grandes retos”, según Álamo: “por una parte, potenciar la participación y las relaciones asertivas entre todas las personas residentes en Navarra; y, por otro, generar las condiciones para el desarrollo de procesos que permitan la inclusión plena de toda la población autóctona, personas migrantes y minorías étnicas, desde la igualdad de derechos, deberes y oportunidades”.

José Manuel Álamo ha señalado que “en todo momento consideramos que la diversidad cultural es un elemento que contribuye al enriquecimiento del patrimonio social, económico y cultural”. Y, para lograr esos retos, se plantea “trabajar sobre la superación de seis Activos Estratégicos”, que son elementos centrales y articuladores sobre los que pivota la Estrategia, con un carácter amplio, transversal. Sobre ellos se especifican las Líneas Prioritarias de Actuación, los Objetivos Específicos y las Medidas concretas, así como Opciones y Propuestas para su desarrollo.


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours