Los máximos responsables del Balneario de Fitero pidieron ayer en el Parlamento de Navarra que se reanude el programa del Imserso, del cual dependen el 96% de las plazas de las que dispone en otoño el histórico complejo hotelero ribero.

Su consejero delegado, Rafael Felices, asegura que la paralización del programa "es un varapalo económico para nosotros que nos va a hacer necesaria la prolongación de los ERTES, con nefastas consecuencias laborales y económicas para toda la comarca de Fitero y del Valle del Alhama".

Na+, que solicitó la comparecencia, aseguró hace unos días que la suspensión del Imserso "provoca un grave perjuicio para el Balneario de Fitero, principal tractor económico de nuestro pueblo y de la comarca, que ofrece más de 170 puestos de trabajo directos y un sinfín de redes comerciales que generan una importante actividad económica en el Valle del Alhama". 


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours