La concejal de Hacienda, Catastro, Patrimonio y Compras de Tudela, Irene Royo, anunció ayer que el consistorio de la capital ribera congelará las tasas e impuestos para el ejercicio 2022 y que apoyará la actividad económica hostelera reduciendo en un 20% las tasas para el año que viene.

Esta decisión del equipo de gobierno irá acompañada por la modificación de varias ordenanzas fiscales relativas a las tasas por vados, terrazas y veladores, uso de instalaciones deportivas, culturales, por servicios de la Escuela de Música y el Conservatorio, impuestos sobre construcciones, instalaciones y obras, o del aprovechamiento cinegético del coto local de Tudela, entre otras. 

Dentro de estas modificaciones, también se pretende dar un impulso a la actividad del mercado de abastos, donde numerosos puestos (del 1 al 13 y 21-22) podrán disponer de una reducción del 50% sobre la tasa de utilización del espacio ocupado.

 Tal y como ha destacado Irene Royo en rueda de prensa, "también en la línea de nuestra apuesta por la transición verde y dentro de nuestras políticas medioambientales, disfrutarán de una bonificación del 95% de la cuota del ICIO, las construcciones, instalaciones u obras en las que se incorporen sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar o de otras energías renovables para autoconsumo", ha dicho.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours