El apoyo de Navarra Suma Tudela a la tauromaquia no parece estar dando el resultado previsto. Y es que la supuesta expectación que se había generado ante el regreso de las muertes de toros y novillos en Navarra, tras 600 días de obligada tregua, saldaron con antológico fracaso en la tarde de ayer. 

Menos de 200 personas pasaron por la taquilla de una Plaza de toros que había reducido el aforo a causa de la situación sanitaria desde las 7.500 localidades hasta las 750 personas. Pero ni por esas se superó el cuarto de entrada para ver la novidada picada servida por la ganadería salmantina El Canario. 

Cabe recordar que Tudela es una de las escasas localidades de España en las que durante la pandemia se han celebrado espectáculos relacionados con la tauromaquia. Y que el evento de ayer provocó que el sábado se celebrase una concentración de protesta en la Plaza de los Fueros de Tudela apoyada por los ocho colectivos animalistas de Tudela.

En la misma participaron varios miembros de Izquierda-Ezkerra y este hecho provocó que UPN les señalase en las redes sociales utilizando mercancía averiada al denunciar "la hipocresía, demagogia y populismo de la izquierda e Izquierda-Ezkerra". 

"Ayer se manifiestan contra los festejos taurinos pero mientras gobernaron del 2015 al 2019, ni los quitaron, ni hicieron nada y los mantuvieron en la misma fórmula que esta hoy en el Ayuntamiento de Tudela ", añadía UPN con desacierto. Y es que el tripartito liderado por Eneko Larrarte cortó las subvenciones de los espectáculos que implicasen muerte animal. 

Fracaso

El cartel liderado por Diego García, que 'salió a hombros' de la 'Chata de Griseras' tras cortar dos orejas, Daniel de la Fuente y Daniel Barbero no fueron reclamo suficiente para la menguante afición taurina de la Ribera.

Sí que acudieron a la Plaza de toros varios miembros de la Policía Foral, que constataban en Twitter los meses que llevaban sin ejercer algunas de sus funciones: "Sorteo de reses en la novillada picada de hoy en Tudela. Desde 09/19 no ejercíamos labores de Delegado Autoridad". 

Espectáculos taurinos en pandemia

La Plaza de Toros de Tudela acogió este pasado mes de marzo sendos espectáculos de "demostraciones de bravura" que corrieron a cargo de la ganadería ablitera Arriazu. El coso tudelano, que podría ser privatizado parcialmente por el actual equipo de Gobierno, fue el único de Navarra en el que se celebraron eventos de este tipo en 2020 ya que acogió otros tres festejos taurinos que se celebraron el pasado 10, 11 y 12 de octubre.

No es la primera vez en la reciente historia que el coso tudelano da que hablar porque ya fue el epicentro de una prolongada polémica en la pasada legislatura sobre el menguado apoyo de tauromaquia por parte de las instituciones públicas. Cierto es que esta decisión del equipo de Gobierno, en algunos casos sin el apoyo del PSN-PSOE, estaba en sintonía con la falta de apoyo de los tudelanos hacia las corridas de toros. 

Y es que ya en 2014 el alcalde Luis Casado, de UPN, alarmado por la baja venta de entradas a la feria, reconoció que Tudela debía "adaptar la oferta a los nuevos gustos del público". El edil admitió que el espectáculo de recortadores había sido el más exitoso con tan solo "media plaza" vendida. 

Eneko Larrarte, con el apoyo de Tudela Puede y la CUP, decidió cortar las subvenciones que incluyeran la muerte de los astados y en el nuevo pliego para gestionar la plaza decidió cargar al empresario algunos gastos de los que hasta entonces se hacía cargo el consistorio ribero. 

La falta de tirón popular de las corridas y el cambio de condiciones por parte de Ayuntamiento de Tudela desembocaron en que tanto en 2016 como en 2017 no se celebrasen corridas de toros en la capital ribera. 

Sin embargo, en 2018 el empresario tudelano Juan Luis Ruiz se hizo cargo del coso en solitario y decidió apostar por celebrar corridas. Y en 2019 se celebró la última hasta la fecha con Finito de Córdoba, Toñete y López Simón en el cartel. 

Alejandro Toquero prometió seguir la estela de Eneko Larrarte

Alejandro Toquero prometió seguir la senda del tripartito y anunció que no subvencionaría espectáculos que impliquen la muerte de los animales a pesar del apoyo manifiesto que les otorga la concejala de Medio Ambiente de Tudela, Verónica Gormedino.

El alcalde tudelano, sin sufrir el ruido mediático de su antecesor sobre este asunto, dejó clara su postura en julio de 2020 en una entrevista concedida a Diario de Navarra: "Creo que ya no se estila subvencionar festejos con muerte. Somos partidarios de las corridas de toros y llevamos en el programa el apoyo a los festejos taurinos, sin ningún problema, pero si podemos hacerlo con esa fórmula de contrato que ha funcionado, y además, había afición y se presentaba gente al concurso, no veo por qué no seguirla".

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours