El Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL), organismo dependiente del Departamento de Derechos Sociales, ha aprobado una convocatoria de ayudas a la conciliación de personas que trabajen por cuenta ajena. Ofrece entre 300 y 420 euros al mes para quienes contraten una persona desempleada para el cuidado en el propio domicilio de menores de 12 años.

El Departamento trata de crear las condiciones que permitan el retorno al trabajo de las personas responsables de hijos, hijas, o menores de 12 años bajo su custodia en un refuerzo de su apuesta por la conciliación de la vida familiar y laboral, con una subvención directa hasta un máximo de 6 mensualidades.

Las bases de la convocatoria establecen que la persona contratada deberá estar inscrita como demandante de empleo del SNE-NL, el contrato incluirá el alta en la Seguridad Social y la duración del contrato será de, al menos, 3 meses y hasta un máximo de 6. La jornada mínima para esta persona cuidadora no podrá ser inferior al 50% y excluye la contratación del cónyuge o pareja de hecho de la persona empleadora o de familiares de primer o segundo grado. Empleo destina 200.000 euros a subvencionar estas contrataciones que permitan conciliar.

La subvención se concederá en un pago único por la totalidad de la cuantía concedida, hasta un máximo de 6 meses. El importe de la ayuda, 300 euros, se incrementa en un 20% si el domicilio donde se prestan los cuidados está un municipio con menos de 5.000 habitantes y el mismo porcentaje si la persona contratada es perceptora de Renta Garantizada. Ambos incrementos son acumulables. Además, estas ayudas son compatibles con la deducción en la cuota íntegra de renta del 100% de las cantidades satisfechas por cotizaciones a la Seguridad Social, como consecuencia de contratos formalizados con personas que trabajen en el hogar familiar en el cuidado de descendientes, ascendientes, otros parientes y personas con discapacidad, medida que fue aprobada con motivo del COVID-19 para el año 2020 y ha sido prorrogada para 2021.

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, explicó que los procedimientos de ayudas cumplen el doble propósito de “estimular la contratación de personas en desempleo, especialmente de colectivos con más dificultades, y facilita la conciliación de la vida familiar y profesional”. Además, ha apuntado que “contribuye a hacer aflorar el empleo de cuidados existente y facilita el regreso al puesto de trabajo a quienes lo dejaron por causa del COVID-19 para atender otras obligaciones familiares”. “Entre las consecuencias que nos ha traído el COVID-19, una muy clara es la necesidad de reforzar los servicios y prestaciones que faciliten los cuidados y la conciliación de la vida laboral y familiar, lo que redunda en un avance en la igualdad de mujeres y hombres”, ha concluido la consejera.

Conciliación con el trabajo autónomo

Cabe recordar que también está abierta una línea de ayudas a trabajadores y trabajadoras autónomas. De hecho, hay presupuestado un total de 225.000 euros en ayudas para las personas de este sector económico, el triple que lo destinado en 2020, año en el que el SNE-NL comenzó ofertando este apoyo a la conciliación de las personas que se autoemplean. Existe también la opción de ampliar la línea presupuestaria en 45.000 euros suplementarios si se agotase el crédito inicial.

En 2021 se ha realizado una adaptación de la convocatoria, de forma que se amplía la edad del o la menor, de 7 a 12 años, y también se presta para el cuidado de personas dependientes. Concedida la subvención se presta en un pago único por una cantidad que oscila entre los 300 y los 360 euros al mes. La diferencia en la intensidad de la ayuda bonifica la contratación de mujeres desempleadas y también la realizada en zonas rurales.

Todos los requisitos de este procedimiento y el cauce para presentar la solicitud están disponibles en este enlace del catálogo de trámites del Gobierno de Navarra en Internet.

Cuidados en familias monoparentales

Asimismo, Derechos Sociales mantiene activo el procedimiento para ayudar a la conciliación laboral de familias monoparentales que aporta mensualmente una subvención de 500 a 800 euros en función de la renta per cápita de la unidad familiar. Las ayudas pueden solicitarse a través de este enlace al catálogo de trámites del Gobierno de Navarra en Internet.

Para esta línea de ayudas, el Ejecutivo dispone de un presupuesto inicial de 225.000 euros, ampliable a un máximo de 110.000, un esfuerzo presupuestario un 80% superior al de 2020 para adaptarse a las circunstancias socioeconómicas de la pandemia.

Ayudas por excedencia para cuidados

Junto a las ayudas para compatibilizar familia y empleo, Derechos Sociales ha aprobado recientemente una subvención de 625.000 euros, como medida para conciliar familia y trabajo a las personas trabajadoras que se acojan a una excedencia para el cuidado de un menor o persona adulta enferma o accidentada, una cantidad global superior en un 19,5% respecto a las de 2020.

En concreto, esta línea de ayudas establece dos importes a percibir por cada persona: 645,3 euros al mes en los supuestos de hijos o hijas o menores en acogimiento que han sufrido un accidente grave y requieran cuidados permanentes y para atender a familiares adultos de primer grado víctimas de accidente o enfermedad grave; o 450 euros al mes para excedencias dedicadas al cuidado de hijos o hijas cuando el recién nacido o el primer hijo o hija tenga un grado de dependencia de, al menos, el 33%; cuidado del tercer hijo o hija integrante de la unidad familiar y dos de los integrantes tengan menos de 6 años; atención de hijos e hijas menores de edad en un supuesto de adopción o acogimiento con duración prevista superior a un año; cuidado de hijos e hijas en partos, adopciones o acogimientos múltiples.


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours