El Gobierno de Navarra sigue muy preocupado con la situación sanitaria de Cadreita, que ha quintuplicado sus positivos por COVID19 en solo cuatro días. Es por ello que el Departamento de Salud, en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad, realizará mañana un cribado a personas comprendidas entre los 30 y 75 años. 

Mañana también en la Ribera se seguirá vacunando a los mayores de 80 años en los centros de salud de Corella y Cintruénigo y en los consultorios de Castejón y Fitero. El viernes les tocará el turno a los habitantes de Ablitas, Cascante, Monteagudo, Murchante, Buñuel, Cabanillas, Ribaforada, Cortes, Fustiñana, Valtierra, Arguedas, Cadreita, Milagro y Villafranca. 

Mientras que en el Hospital Reina Sofía de Tudela se continuarán administrando esta semana las dosis a colectivos de sanitarios (de segunda línea) y profesionales de servicios esenciales, así como a menores de 65 años. Viernes y sábado se vacunarán los mayores de 80 años en el polideportivo de Jesuitas de Tudela. Y el fin de semana está previsto que arranque la vacunación en la Ribera a menores de 80 años. 

Fitero se cierra

El Ayuntamiento de Fitero aseguró ayer que la villa se encuentra con el mayor número de positivos confirmados desde el inicio de la crisis sanitaria, en marzo del año pasado. Es por ello que el alcalde Miguel Aguirre, tras escuchar "la opinión de los representantes de los dos grupos políticos que forman la Corporación Municipal y de personal sanitario", ha hecho saber a través de un bando una serie de medidas encaminadas a encauzar la situación sanitaria. 

Las medidas, que estarán vigentes hasta el 18 de abril, incluyen el cierre de todas las instalaciones deportivas municipales, de los parques infantiles, del servicio de atención presencial al público en las oficinas municipales y de los servicios que impliquen a personal turístico municipal. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours