Todos los colectivos que integran el Consejo de Igualdad de Tudela, a excepción de Navarra Suma, han denunciado la censura perpetrada por el equipo de Gobierno de la capital ribera en pleno Día Internacional de la Mujer.

La Asociación el Tazón Santa Ana, la Asociación Griseras, la Asamblea de Mujeres de Tudela, LAB, UGT, Comisiones Obreras, Steilas, Izquierda-Ezkerra y el PSN-PSOE aseguran que tras un acto reivindicativo en la Plaza de los Fueros con motivo del 8M vieron "con asombro cómo desaparecían pancartas y carteles del quiosco, que habían dejado expuestas las participantes en la manifestación anterior que, convocada por la Plataforma Feminista 8 de marzo y con permiso de delegación de Gobierno, finalizó a las 19:30 horas para dejar espacio a la posterior concentración convocada por el Consejo de Igualdad, a la cual asistimos también". 

También desvelan que este pasado lunes pidieron explicaciones por esta situación y les confirmaron que fue "una decisión política, porque algunos mensajes no les parecían apropiados y porque además se debe cumplir la normativa y las pancartas no estaban autorizadas".

Es por ello que han mostrado su "rechazo a esta decisión unilateral, que se otorga el poder de dictar sobre qué y cómo hay que decir el 8 de marzo, un día que solo pertenece a todas las mujeres. Esto no hace sino coartar la libertad de expresión y crear divisiones". 

Izquierda-Ezkerra Tudela también ha afirmado que "una vez más Na+ muestra su nula capacidad de respetar y aunar esfuerzos ante luchas conjuntas, como la Igualdad".

Navarra Suma acumula polémicas en asuntos relacionados con la Igualdad

Cabe recordar que no es la primera polémica que salpica en asuntos relacionados con la Igualdad a Navarra Suma Tudela, ya que su concejal y parlamentario Pedro González se vio obligado a pedir perdón el mes pasado tras asegurar en la Cámara foral que Irene Montero había llegado a ser ministra "por ser la hembra del 'macho alfa'" de Podemos. 

En 2020 Navarra Suma Tudela provocó un pulso con el Movimiento Feminista de la ciudad por la negativa de la concejala Verónica Gormedino a cambiar de fecha el Día del Árbol, que fue finalmente pospuesto tras el revuelo. 

Y a finales de ese año el equipo de Gobierno de Tudela decidió excluir al euskera de un cartel sobre prevención de violencia de género a pesar de que se utilizaron cuatro idiomas diferentes. La concejala Anichu Agüera aseguró en pleno que no rotularon en euskera porque "el que lo habla ya entiende el castellano y si no tiene un problema".

Esta decisión provocó que más de una veintena de asociaciones tudelanas y casi 600 vecinos de la ciudad denunciasen la marginación del idioma navarro por parte del Ayuntamiento de Tudela.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours