El Ayuntamiento de Tudela realizó ayer una condena de carácter universal tras conocerse que Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska y María Gámez (directora de la Guardia Civil) han sido amenazados de muerte en los últimos días. 

El consistorio gobernando por Navarra Suma evitó referirse directamente a los amenazados y explicó a través de una escueta declaración institucional que "condena cualquier amenaza a un representante público y los actos violentos que se produzcan por las ideas de cada uno por no ser aceptable dentro de un sistema democrático como el que vivimos". 

"Legitimación de las amenazas"

Izquierda-Ezkerra el viernes mostró su "total rechazo a las amenazas de muerte contra Iglesias, Marlaska y la directora de la Guardia Civil y con toda la preocupación con la situación, hoy vemos un acto nuevamente vergonzoso y antidemocrático por parte de la candidata de Vox a la presidencia de Madrid en la Cadena SER". 

La coalición progresista aseguró que "es intolerable la falta de educación y respeto en un debate político y sobre todo la legitimación de las amenazas que se han presenciado en él. Esperamos que los votos de la ciudadanía no respalden estas formas de hacer política que nos recuerdan a tiempos muy tristes".

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours