El Parlamento de Navarra celebró ayer por la mañana una sesión de la Comisión de Cultura y Deporte que incluía una moción a propuesta de Navarra Suma en la que se instaba a Gobierno de Navarra a "cubrir el coste total de la reforma del Teatro-Cinema Calatrava" de Fitero, cuantificada en poco más de 232.000 euros. 

La restauración propugnada, tal y como explica el propio Parlamento foral, "se centraba en el espacio escénico y en el patio de butacas, si bien prevía también actuaciones dirigidas a garantizar la seguridad, así como a renovar la iluminación, la climatización, la protección antiincendios y la tarima".

La parlamentaria cirbonera Raquel Garbayo (Na+) realizó la exposición de los motivos por los que su grupo cree que es una necesidad la reforma de un espacio que, aunque cuenta con una creciente demanda social tras la reclamación de algunos colectivos culturales locales, a priori no parece ser el asunto que requiere de mayor urgencia en una localidad que cuenta con otras necesidades tan acuciantes como es la villa termal. 

Réplicas

El parlamentario socialista Carlos Mena abrió turno de réplicas y tildó la moción de "brindis al sol", ya que los presupuestos autonómicos de Navarra se acaban de aprobar sin que incluyesen partida para esta reforma. 

El valtierrano aseguró que Na+ yerra al no solicitar esta actuación a través de la Consejería de Cultura, recordó que UPN no actuó en el cine fiterano durante veinte años en los que gobernó Navarra y habló de la reciente subida de sueldo del alcalde de Fitero de casi un 80% en plena pandemia. 

Mena, por último, se mostró sorprendido porque, según él, ni el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Fitero ni Navarra Suma hayan sido capaces de presentar a Gobierno de Navarra ni a la Comisión de Cultura y Deporte la documentación de este anteproyecto de rehabilitación que data de 2018.

Ana Ansa, de Geroa Bai, aseguró por su parte la "jugada tramposa" de los regionalistas al pedir una moción sobre un asunto que no ha entrado en presupuestos y recordó que en 2008 el Gobierno de Navarra liderado por UPN eliminó el programa para construir y rehabilitar Casas de Cultura (la parlamentaria también admitió que en los últimos seis años esta decisión tampoco se ha revertido).

Txomin González, de Euskal Herria Bildu, pidió la puesta en marcha de un Plan Director que incluya actuaciones de este tipo, citó la subida de sueldo del primel edil fiterano ("que pasa a cobrar más que el alcalde de Tudela la pasada legislatura"), recordó la responsabilidad municipal del consistorio fiterano en la falta de mantenimiento y modernización de este espacio, y puso el dedo en la llaga al recordar la desatención que han sufrido espacios fiteranos como el que fue objeto de debate mientras se construía un Cuartel de la Guardia Civil. 

Fitero, 2012

En 2012 el Gobierno de Navarra liderado por UPN presupuestó la construcción de un nuevo consultorio médico para Fitero que iba a ponerse en pie en un solar municipal junto al Colegio Juan de Palafox (con un coste para las arcas autonómicas de 500.000 euros). 

Esta obra iba a dejar libre el espacio del actual consultorio, que según los planes municipales iba a pasar a convertirse en la Casa de Cultura que ahora reclama por varias vías Navarra Suma. Pero, al año siguiente, UPN Fitero tras conversaciones entre el entonces alcalde y senador Pachi Yanguas y el ministro Jorge Fernández Díaz, anunció a bombo y platillo que en el mismo solar se iba a poner en pie un Cuartel de la Guardia Civil... mientras se caía de forma silenciosa la obra del consultorio médico. 

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) se opuso a esta obra que iba a tener un coste de 1,1 millones (que se acabaron duplicando) y dejó claro que la relación entre Fernández Díaz y la obra se había antepuesto a otras necesidades del cuerpo. 

"No sabemos qué motivos existen para abrir otra vez este cuartel, puede ser que el señor ministro tenga familia en Fitero y amistades, como el alcalde del pueblo, donde veranea todos los años", señaló la AUGC. 

El Gobierno de Navarra, en la legislatura 2011-15, también incluyó en presupuestos una obra de la que se volverá a hablar pronto en el Parlamento de Navarra a instancias del parlamentario de Na+ Javier García: el arreglo de la carretera que pasa junto al Polígono Industrial fiterano (NA-6900) y que iba a requerir una inversión de cinco millones de euros. Pero ninguna de las dos obras autonómicas se pusieron en pie.

UPN Fitero, ante los flagrantes incumplimientos por parte de sus compañeros de Gobierno de Navarra, no protestó porque quizás estaban centrados en organizar varios 'baños de multitudes' para Jorge Fernández Díaz, "el gran valedor de Fitero en Madrid" según el exalcalde Pachi Yanguas. 

Los regionalistas fiteranos, además, cargaron contra el grupo de vecinos de Fitero que se opusieron a una obra cuya puesta en marcha regaló una fotografía 'berlanguiana' que objeto de continuas menciones irónicas por 'El Intermedio' de La Sexta que presenta Wyoming, que se mostró encantado con el "cuartel del NO-DO". 


No estaría de más que Navarra Suma reconozca los incumplimientos que ha sufrido Fitero por parte de los gobiernos navarros liderados por Miguel Sanz y Yolanda Barcina, que contaron con el silencio público de UPN Fitero (liderado entonces por un dirigente cuya carrera política se disparó mientras se evaporaban algunas inversiones autonómicas en la villa).

Y tampoco estaría de más que Navarra Suma, a nivel autonómico y municipal, reconozca que la dejadez de UPN entre 2011 y 2015 ha provocado que los gobiernos progresistas de los últimos seis años, tanto el liderado por Uxue Barkos como el que encabeza María Chivite, hayan tenido que invertir en Fitero lo que no lo hicieron los que más alardean de 'fiteranismo'. 

A recordar: 173.000 euros en arreglar en 2016 un puente sobre que el que se debería haber actuado un lustro anterior; 250.000 en rehabilitar en 2019 un consultorio médico que siete años atrás iba a convertirse en Casa de Cultura (hasta que se cruzó el Cuartel) ; 2,4 millones que van a llegar para la depuradora tras años de tardanza; los 400.000 que se van a invertir en el Colegio después de varios años de exigencias por parte del centro; el apoyo del Ejecutivo de Barkos a la última fase del claustro; y las ayudas a la rehabilitación a las casas del entorno del Monasterio... 

Por no hablar de los 70.000 euros concedidos la pasada legislatura por otro organismo público al Ayuntamiento de Fitero para arreglar el cine... que acabaron el subvención perdida porque se dejaron escapar por el equipo de Gobierno. 

"Funcionamiento perverso de esta comisión"

Txomin González también recordó ayer que las inversiones de "las derechas" en las últimas décadas no han sido demasiado favorecedoras para Fitero y explicó que con la parte proporcional poblacional que pide Alejandro Toquero por la carta de capitalidad tudelana se podría pagar cada año una obra como la rehabilitación del Teatro-Cinema Calatrava. 

Mikel Buil, de Podemos, denunció "el funcionamiento perverso de esta comisión" por el abuso de "enmiendas campanario" por parte de los regionalistas. 

El Ayuntamiento de Fitero propone no poner ni un solo euro en esta obra

Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, también aseguró que le ha costado entender el por qué de esta moción y aseguró que la intención de Navarra Suma es "quedar bien en la prensa" a pesar de que la intención del Ayuntamiento de Fitero, de forma sorprendente, no quiere "poner ni un duro" en este proyecto. 

Raquel Garbayo (Na+), que en enero participó en la visita parlamentaria al teatro fiterano, replicó al resto de grupos, que no apoyaron su moción, y llegó a alabar a Uxue Barkos porque en la pasada legislatura apoyó la rehabilitación final del Claustro de Fitero. 

La parlamentaria recordó que Fitero recibió en 2019 alrededor de 20.000 turistas. "¿Saben qué impacto económico genera esto para la zona?", preguntó quizás sin saber que grupos de la oposición en Fitero llevan años pidiendo que UPN Fitero responda a esta pregunta. 

Garbayo llegó a asegurar que "ya sabía" que algunos grupos progresistas iban a hablar de la polémica subida de salario del alcalde de Fitero; llegó a comparar la misma, más de un 77%, con la mejora del 0,9% por parte de los parlamentarios; y afirmó que Eneko Larrarte "denigró la profesión de alcalde" al contar con un sueldo anual de poco más de 28.000 euros en su etapa al frente de Tudela.

La exalcaldesa cirbonera buscó contradicciones entre los programas electorales de los cinco grupos progresistas y su falta de apoyos a la moción y, en su argumento más brillante a pesar de que UPN funcionaba de idéntica forma cuando gobernaba, recordó que el resto de grupos no pueden justificar que no se defienda la obra por falta de criterios técnicos "cuando cada año se reparten dinero en las mociones presupuestarias por motivos políticos". 

La moción, expuesta y debatida durante alrededor de cincuenta minutos, no salió adelante al contar solo con el apoyo de los seis parlamentarios de Navarra Suma presentes en la comisión. Y es que tres parlamentarios, quizás atendiendo al criterio más lógico, se abstuvieron (los representantes de Euskal Herria Bildu e Izquierda-Ezkerra). Y otros seis votaron en contra e impidieron que saliese adelante (los representantes de PSN-PSOE, Geroa Bai y Podemos). 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours