Este próximo viernes 5 de marzo la Casa de Cultura de Castejón acogerá una mesa redonda que versará sobre la situación del Grupo CAF. La cita será a las 18:00 horas y llevará por título '¿Qué está pasando con CAF?'. 

El evento estará coordinado por Helena Bengoetxea y tendrá como participantes a David Álvarez, alcalde de Castejón y trabajador en excedencia de Trenasa; Miguel Ángel Molina, presidente del Comité de Empresa de la compañía castejonera por CCOO; Óscar Rodríguez, miembro del Comité de Empresa por LAB; y Juanjo Rubio, miembro de la campaña 'CAF, bájate del tren del Apartheid'.

Negocio en plena ocupación militar sionista

La mesa redonda está organizada por el Ayuntamiento de Castejón y por la campaña 'CAF, bájate del tren del Apartheid'. Y en ella se hablará sobre la situación empresarial del Grupo CAF en general, de Trenasa en particular y también del negocio de la multinacional vasca a costa del Apartheid que sufre Palestina. 

La plataforma propalestina BDS Movement recuerda que "en agosto del 2019, un consorcio de empresas liderado por la empresa vasca de ferrocarriles CAF y la empresa constructora israelí Shapir fue seleccionado por el Ministerio de Finanzas israelí para llevar a cabo la expansión de la red de tren que conecta las colonias ilegales en territorio palestino ocupado, conocido como el tren ligero de Jerusalén (JLR)".

BDS explica que "los asentamientos israelíes se consideran un crimen de guerra bajo el estatuto de Roma del Tribunal Penal Internacional. Además, Shapir que está en el consorcio con CAF para expandir la JLR, está listado en la base de datos de la ONU de empresas que son cómplices con los asentamientos ilegales de Israel".

Y recuerda que "el proyecto JLR quebranta el derecho internacional porque fortalece el control de Israel sobre tierra palestina ocupada incluyendo Jerusalén Este. Con su participación, CAF está contribuyendo a las graves violaciones israelíes del derecho internacional y de los derechos humanos palestinos".

"Ilegal"

BDS Movement también critica al Gobierno de Euskadi, que tiene acciones en CAF, y afirma que "el proyecto JLR es tan burdamente ilegal que otras empresas multinacionales, como Alstom, Siemens, Systra, Bombardier o Macquarie, que participaron en la fase inicial de la licitación se retiraron quedando solo dos consorcios en la fase del concurso".

Además explican que "con su participación en este proyecto CAF está también violando su propio código de conducta, que establece que 'toda actuación de CAF y de las personas que la integran guardarán un respeto escrupuloso a las leyes, a los derechos humanos y a las libertades públicas'"

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours