La Compañía de las Tres Erres, Ekologistak Martxan Nafarroa, la Fundación Sustrai Erakuntza y Lurra Nafarroa han denunciado las mentiras de Gobierno de Navarra en materia de reciclaje. Estas cuatro asociaciones ecologistas recuerdan que el Ejecutivo foral aseguró hace unos día que la recogida selectiva de materia orgánica en Navarra había incrementado "un 181% en la última década" y que "los residuos que se han separado para su reciclado alcanzaron el 47 % del total, muy cerca del objetivo del 50 % establecido por el Plan de Residuos y la legislación". 

Estos grupos explican que "en el caso del 47% de residuos separados para ser reciclados, es importante destacar que no todos esos residuos sufren procesos que puedan ser considerados reciclaje. Es el caso de gran parte de los residuos orgánicos separados selectivamente. En todas las mancomunidades, excepto las de Montejurra, Mairaga y Ribera, esos residuos son destinados a empresas privadas para que sean biometanizados". 

Y analizan la gestión que se realiza en la planta de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB) de El Culebrete, en Tudela: "A este centro de residuos van a parar también los residuos de la fracción resto (los que no se separan en los domicilios) de todas las mancomunidades de Navarra, excepto la Comarca de Pamplona y Montejurra. Estos residuos están compuestos casi a un 50% de materia orgánica, mezclada con otro tipo de materiales, muchos de ellos que se deberían haber separado para su reciclaje en otros contenedores…". 

"Según los datos que aporta la mancomunidad de La Ribera, en esta planta de El Culebrete, que gestiona la empresa FCC, se reciclaron en 2019 un 52,5% de los residuos que entraron. Sin embargo, se ha de atender también en este caso al proceso que sufren los residuos en esta planta. Las plantas TMB tratan de separar materiales de los residuos mezclados a través de una serie de procedimientos mecánicos primero y posteriormente sometiendo a lo que consideran que es materia orgánica a un proceso de biometanización, igual que hemos visto en el caso anterior. Y de manera similar, los resultados son unos productos finales completamente contaminados", añaden. 

Del 52% al 19%

Las asociaciones navarras explican que "en este caso, al estar la materia orgánica en contacto con otro tipo de materiales durante mucho tiempo, se impregna de sustancias tóxicas, y el producto final, un supuesto abono sólido para el terreno, está tan contaminado que solo puede ser llevado al vertedero. De esta manera, en los datos sobre gestión de residuos de la Mancomunidad de La Ribera, hay que descontar de la parte considerada reciclaje el producto resultante del proceso de biometanización, que supone un 33,2% de los productos que entraron a la planta. El porcentaje de reciclaje de El Culebrete disminuye de esta manera del 52% hasta el 19%, una caída importante que demuestra el tipo de maquillaje que se realiza de este tipo de cifras de reciclaje". 

Continúan: "Esta práctica de apañar los datos para que sean mas 'vendibles' deja en el pleno ridículo tanto a la Mancomunidad de La Ribera, como a todo el Gobierno de Navarra, artífice de la estrategia de transportar residuos a cientos de kilómetros (desde Bortziriak, Sakana o Roncal, por ejemplo, hasta Tudela), para lograr con ellos un reciclaje ínfimo. De este modo, vemos como hay que dejar de considerar a gran parte de los residuos orgánicos bien separados de Navarra como reciclados, los que se llevan a plantas privadas de biometanización". 

Además explican que "también se debe desconfiar de las cifras de reciclaje de la fracción resto en la planta de El Culebrete. Viendo todo esto, la proporción de residuos que finalmente son reciclados en Navarra es mucho menor que ese 47% que nos vende el Gobierno. Por lo tanto, y al contrario de lo que se dice en la nota de prensa del Gobierno de Navarra, no estamos cerca del objetivo de reciclaje del 50% que se debía haber cumplido este año 2020, tal y como denunciamos 16 entidades sociales de todo el Estado Español ante Europa". 

La Mancomunidad de la Ribera suspende también en recogida selectiva de materia orgánica

Los citados grupos explican además que "en lo que se refiere a ese grandioso aumento la recogida selectiva de materia orgánica que vende el Gobierno, hay que decir que sí, es cierto que la mayoría de las mancomunidades están desplegando sistemas para permitir que la ciudadanía pueda separar sus residuos orgánicos"- 

"Hay notables excepciones, como, otra vez, la Mancomunidad de La Ribera, que después de haberlo anunciado en reiteradas ocasiones desde 2013, a día de hoy aun no ha instalado ninguno de los contenedores para materia orgánica que ha prometido… Pero es necesario reconocer que no es lo mismo ofrecer la oportunidad de separar, que el hecho de que la población efectivamente se dedique a separar sus residuos orgánicos. Para ello es necesario una concienciación de las personas, y el establecimiento de sistemas de gestión de residuos que recalquen la obligación que tenemos de separar bien los residuos e informen de una manera clara y veraz de lo que se consigue con ello". 

Por último recuerdan que el Gobierno de Navarra "pretende engañarnos, maquillando las cifras de gestión de residuos. Nos vende como los campeones del reciclaje, cuando a duras penas nos encontramos un poco por encima del Estado Español, ese que ha sido denunciado por no dar pasos para mejorar su gestión de residuos e intentar alcanzar los objetivos marcados por Europa, y asumidos por la legislación propia". 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours