jueves, 20 de febrero de 2020

García Izaguirre: de portero del puticlub Rosalex a mano derecha de Ábalos





Vía: PD

n el escándalo del encuentro entre el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Madrid-Barajas en la noche del 19 de enero ha aparecido un nuevo personaje y misterioso: Koldo García Izaguirre.

El hombre que lo acompañó a esta ilegal cita, aún sin aclarar. Hasta ahora, la figura de este persona de confianza o asistente de Ábalos solo era conocida en los círculos políticos socialistas y por haber sido, de repente y sin mérito o conocimiento alguno, nombrado Consejero de Renfe.

Se trata de un hombre oscuro, en la sombra, que siempre acompaña al ministro socialista y con el que pasea habitualmente por Madrid en las calles cercanas a la sede de Transportes en la zona de Nuevos Ministerios.

Pero Koldo además tiene una historia pasada ciertamente turbulenta. Antes de tener esa especial vinculación con el todavía ministro de Transportes la única profesión que se le conocía era la de ejercer de portero en un club de alterne de Navarra, de nombre el Rosalex.

Tal y como ha podido averiguar PD, el club de alterne en el que trabajaba fue juzgado por la Audiencia de Navarra por un delito contra el derecho de los trabajadores. Sin embargo, el tribunal estimó que no quedó probado que las mujeres brasileñas que ejercían la prostitución en el local hubieran viajado a Navarra engañadas o que estuvieran empleadas sin los permisos de residencia o el contrato de trabajo. En la vista oral no comparecieron las cuatro testigos de cargo y sí lo hicieron tres de sus compañeras, que exculparon a los responsables del club.

Koldo García Izaguirre también era conocido en su población natal, Baracaldo, como aizkolari. Esta afición, relacionada con la fuerza, le hizo formarse como guardaespaldas.

En este sentido, según ha podido confirmar Periodista Digital, el colaborador del ministro Ábalos ha sido condenado en varias ocasiones por delitos de lesiones. De hecho, en el año 1995 sufrió una condena de la que justo un año después, en 1996, fue indultado (había sido condenado a dos años y cuatro meses de cárcel) en una de las últimas acciones del Gobierno socialista de Felipe González.

En ese año José Luis Ábalos ya tenía cierta influencia en el PSPV entonces comandado por Joan Lerma. El ministro era secretario general de la agrupación socialista local de Valencia.

Tal y como adelantaba PD, en el año 2011 se le volvió a condenar, esta vez, por una falta de lesiones, tras haber participado en una pelea junto a un agente de la Policía Nacional, en la que resultó herido un menor de edad, de 16 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario