Pedro Pérez Bozal 

AMIMET lleva más de cuatro décadas trabajando en favor de las personas con discapacidad de la Ribera. Sobre esta importante asociación, y gran desconocida, hablamos con una de las trabajadoras sociales del proyecto, Iratxe Eraso. 

¿Qué es AMIMET?

Es una asociación ribera que ayuda a las personas con discapacidad. Pero por lo que más nos conoce la ciudadanía es por nuestro Centro Especial de Empleo, que realiza trabajo adaptado a las capacidades de nuestra plantilla. 

En AMIMET, que tenemos la sede en el Polígono Municipal de Tudela, facilitamos a las empresas del entorno servicios y trabajos realizados por personas con discapacidad. 

¿Cómo nació esta asociación?

En 1979 un grupo de familias de personas con discapacidad física, se puso en marcha en Fustiñana para trabajar en favor de la accesibilidad y con el ánimo de que sus todas las personas con movilidad reducida pudieran superar las barreras arquitectónicas de la Ribera. 

Esta asociación se hizo grande poco a poco y entendió que debía ubicarse en Tudela para acceder a los recursos propios de una cabeza de Merindad. Los responsables de este proyecto preguntaron a las personas con algún tipo de discapacidad qué era lo que más les limitaba. 

Y la respuesta, en muchos casos, fue la falta de empleo. Este hecho motivó que se crease el Centro Especial de Empleo, que hoy en día cuenta con una plantilla superior a las 160 personas. Nuestros trabajadores, en su amplia mayoría, cuentan con una discpacidad física, orgánica o psíquica.  

¿Qué tipo de trabajos hace la plantilla?

Muchos de los encargos que recibimos están relacionados con la obligación de las empresas de más de 50 o más empleados de contratar al 2% de sus trabajadores con algún tipo de discapacidad. En esta ley se establecen una serie de medidas alternativas como derivar trabajo a un Centro Especial de Empleo, como es un nuestro caso.

Esta posibilidad facilita que muchas empresas cumplan la ley a pesar de 'no tener la posibilidad' de contratar a nadie porque sus trabajos son muy forzosos. También recibimos encargos de ayuntamientos del entorno o contratos derivados de las cláusulas sociales de algunos contratos de obra pública. 

Y nosotros, en nuestras instalaciones, nos encargamos de muchas tareas: etiquetado de botes, cosido, realizar montajes, revisar piezas, hacer trabajos de logística, repartir notificaciones, tenemos un servicio de jardinería, otro de diseño gráfico, limpieza, etcétera. 

¿Qué demandas tenéis en AMIMET?

Entiendo que nuestro centro laboral en algún momento se nos va a quedar pequeño, ya que seguimos creciendo y captando nuevos trabajos. Quizás habría que recordar que, en la Ribera, solo tenemos firmado un convenio con el Ayuntamiento de Tudela. 

Aunque es cierto que los consistorios de Cascante, Ablitas, Castejón y Ribaforada colaboran con nosotros ya que AMIMET realiza en estos municipios una orientación laboral a personas con algún tipo de discapacidad. Y el Ayuntamiento de Cintruénigo y otros también nos encargan trabajos de forma puntual.

Lo cierto es que siempre faltan recursos económicos. Nosotros tenemos alrededor de 450 socios, pero nos hace falta más. ¿Qué como se puede ayudar a AMIMET siendo un particular? Poniéndose en contacto con nosotros para hacerse socios, realizar voluntariado o hacer una donación a través de nuestra página web, correo electrónico (auxiliar@amimet.com) o teléfono (948410100). 

Me gustaría recordar que necesitamos todo el año voluntariado que pueda participar en actividades de acompañamiento o realizar actividades de gestión o planifícación de tareas. Hay personas jubiladas con tiempo que nos ayudan y también hay jóvenes que se acercan a nosotros tras acabar sus estudios. 

Entiendo que para los trabajadores con algún tipo de discapacidad es importante encontrar una ocupación...

Sí. El origen de ellos es bastante diverso: muchos de ellos cuentan con una discapacidad desde el nacimiento y otros han adquirido una incapacidad (algunos habían trabajado de camioneros o en la construcción y, por ejemplo, tienen una lesión en la espalda). Lo cierto es que la ocupación laboral que les ofrece AMIMET les otorga independencia, les hace sentirse útiles, les mejora el autoestima, etc. 

Ademas, contamos con un gran equipo psicológico que les apoya. Y este hecho ayuda a que demos unos buenos servicios en programas como el 'respiro familiar': en vacaciones de Semana Santa, verano o Navidad organizamos unos campamentos inclusivos con personas con  y sin discapacidad. Este hecho ayuda a que 'descansen todos', ahora que hemos pasado un año muy duro para las familias.


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours