viernes, 9 de octubre de 2020

El speed vuelve a salpicar a la Ribera: se intervienen 175 kilos en Tudela





La Policía Nacional y la Policía Foral han llevado a cabo una operación en la cual se ha intervenido más de 175 kilos de speed en Tudela. Esta cantidad, nunca antes encontrada en una sola operación a nivel estatal, se le acompañó el decomiso de 100.000 pastillas de MDMA, 270 kilos de marihuana y más de cuatro kilos de éxtasis cristalizado.

 

Otras noticias

También es noticia en la Ribera que Gobierno de Navarra informa de que el Área de Salud de Tudela (AST) ha reforzado la atención a sus pacientes geriátricos con la ampliación de la Unidad de Geriatría del Hospital Reina Sofía (HRS), que cuenta ya con dos facultativas. Se trata de Lucía Lozano Vicario y María del Mar Fernández Adarve.

Esta unidad, que depende del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), persigue el desarrollo de un sistema asistencial para las personas de más edad con el objetivo de mejorar su pérdida de independencia física y social, ofrecerles una asistencia prolongada y conseguir la integración del mayor número de mayores en la comunidad. 

El Servicio de Consumo del Gobierno de Navarra también ha realizado un recordatorio a las personas afectadas por la declaración de concurso de acreedores de la clínica Dentix las distintas vías de que disponen para reclamar la finalización de los tratamientos contratados o la devolución de las cuantías abonadas. La clínica dental cuenta en la actualidad con tres centros en Navarra, dos de ellos ubicados en Pamplona y un tercero en Tudela.

Atención Primaria

La Atención Primaria sigue siendo objeto de controversia y José Miguel Ablitas y Miguel Irisarri, de LAB, aseguran que "la ciudadanía está cansada de oír cómo nos quejamos por nuestras condiciones de trabajo cuando estamos ante un panorama que a nivel laboral se muestra totalmente desalentador. Desde fuera del centro de salud no se entiende qué pasa dentro; lo cual es perfectamente comprensible si atendemos a la nula comunicación que existe actualmente entre el personal de atención primaria y la ciudadanía". 

Y añaden: "Los canales de comunicación con la sociedad no funcionan, porque el sistema que han establecido en atención primaria no lo permite. Tenemos que trabajar por cambiar nuestras condiciones laborales y así poder dar cobertura a las necesidades de la sociedad, ser capaces de transmitir lo que actualmente está pasando en los centros de salud, llamar a la responsabilidad ciudadana desde nuestra propia responsabilidad, y articular de forma urgente medidas que den una solución conjunta a la problemática que sufrimos (. . .)Nuestro objetivo debe ser el de dar el nivel óptimo de calidad que se merecen el sistema sanitario navarro y la ciudadanía, buscando siempre alternativas y las mejores condiciones laborales para todas y cada una de las personas que conformamos la plantilla de la sanidad pública de Navarra".