miércoles, 8 de julio de 2020

De la persecución a los de Alsasua a la impunidad de Juan Carlos I






El pasado viernes Oihan Arnanz, Adur Ramírez de Alda y Jokin Unamuno recibieron el tercer grado tras haber sufrido más de 1.300 días de prisión sin permiso alguno. Este hecho no oculta que dos de los ocho jóvenes condenados por el 'caso Alsasua' siguen en segundo grado a pesar de que el vídeo de Iñaki Abad a las puertas del bar Koxka demostró lo que es este asunto: una vergüenza que ha destrozado la vida de ocho chavales porque en vez de haber nacido en Albacete lo hicieron en el norte de Navarra.

Estas salvajadas contrastan con otras que se advierten en el Estado español: Felipe González, X del GAL según la CIA, da lecciones de democracia al alimón con esa prensa española que inventa sobre el 'caso Dina' y omite sobre las fechorías porno-comisionistas de Juan Carlos I y las derivadas que salpican a Felipe VI, que se fue de luna de miel con dinero con mal olor y apareció como heredero de una cuenta suiza presuntamente relacionada con mordidas cobradas de la tiranía de Arabia, a la que los periodistas españoles no ponen en el mapa porque no está cerca de Venezuela.

Juan Carlos I disfruta de una impunidad digna de Martín Villa, jubilación apacible y dorada mientras Sanfermines 78 Gogoan y la Federación de Peñas de Pamplona se preparan para dignificar hoy la memoria de Germán Rodríguez, asesinado por un disparo en la cabeza de la Policía. Otro 'poli', el que mató a Gladys en Tudela, fue premiado por el Gobierno de Felipe González por su "conducta intachable".

Sobre ambos casos pueden leer el artículo titulado 'Presentación de una investigación etnográfica sobre el recuerdo institucional, social y familiar de cuatro muertes de Estado' elaborado por Kepa Fernández de Larrinoa, Karlos Irujo, Santiago Martínez, Txuri Ollo y Cristina Saura sobre los asesinatos de José Luis Cano Pérez, Germán Rodríguez Sáiz, Gladys del Estal Ferreño y Mikel Zabalza Gárate en la estupenda revista pública Cuadernos de Etnología y Etnografía de Navarra, que en este número celebra su primer medio siglo de vida.

Aunque también pueden leer el conversor entre los 'juguetes' de ese chiringuito llamado ministerio de Defensa y el número de personas con renta básica que podrían verse beneficiadas de los recortes armamentísticos.