jueves, 25 de junio de 2020

Las cinco claves del polémico ERTE de TRENASA







Los tres grupos municipales del Ayuntamiento de Castejón, Izquierda Unida, Navarra Suma y PSN, acordaron anteayer rechazar "el planteamiento de la dirección de TRENASA de aplicar la suspensión de 113 contratos durante al menos seis meses, defendiendo que no existen causas organizativas, ni económicas, ni de producción para ello".

El ERTE que se avecina en TRENASA tiene cinco claves que pasamos a repasar:

1- Una plantilla que no deja de sufrir golpes empresariales mientras CAF dispara números

El Grupo CAF ha impuesto seis golpes brutales a TRENASA en apenas ocho años: dos ERTES de suspensión, dos ERES de extinción, un recorte del 14% del salario de la plantilla y el nuevo ERTE que se avecina para 113 de los 118 trabajadores actuales de la plantilla.

Es paradójico que se esté rumiando un nuevo recorte a la planta de Castejón cuando han pasado menos de cuatro meses desde que confirmaran que el grupo había batido por cuarto año consecutivo su cartera de pedidos, que alcanzó en 2019 los 9.446 millones de euros. 

2- CAF podría aprovecharse de la crisis sanitaria mientras genera beneficios

El beneficio neto de la compañía cotizada alcanzó en 2019 los 25 millones de euros que pueden elevarse hasta los 63 si prospera un recurso que han presentado tras una millonaria sanción que han sufrido en Brasil.

Quizás por estas cifras tan llamativas IU y NA+ han consensuado una exposición de motivos en la que protestan porque creen que el Grupo CAF aprovecha la crisis sanitaria para aplicar recortes en TRENASA.

3- 'Punto de apoyo'

Algunas voces apuntan que CAF dosifica a su antojo TRENASA, que es una planta secundaria utilizada desde Beasain como 'punto de apoyo' en tareas que requieren una notable cantidad de mano de obra (más barata y subvencionada en Castejón que en Euskadi).

Cabe recordar que TRENASA no ha visto afectada su actividad con motivo de la crisis sanitaria, no ha perdido contratos en las últimas semanas y además sigue pendiente de la adjudicación de otros concursos.

4- ¿'Euskal Herria volátil' o mala baba?

Algunas voces sindicales de TRENASA creen que CAF recorta en Castejón para 'asustar' a LAB y ELA en Beasain, planta en la que quizás aumenten los indefinidos mientras en Castejón empeoran las condiciones laborales.

Otra de las situaciones llamativas que dicen que se vive en la planta de CAF en Beasain es que algunos sindicatos nacionalistas exigen recuperar producción para Euskadi y para ello piden recortar tareas en plantas 'secundarias' como Castejón, que según dicen las malas lenguas no entra en el mapa de la 'Euskal Herria volátil' de algunos.

LAB ha acusado a Comisiones Obreras de difundir esta teoría sin contrastar en "el canal de difusión" que ha sido creado "con los medios de la empresa". El sindicato abertzale, además de arremeter contra el Comité de Empresa, recuerda que los recortes están afectando a la seguridad: "En el último año se han producido tres descarrilamientos de trenes y ha habido dos accidentes graves de trabajadores electrocutados en alta tensión".

También LAB ha convocado "a toda la plantilla, siempre que su turno se lo permita, a una concentración silenciosa de cinco minutos el viernes (mañana 26J) a las tres en la puerta de TRENASA" para "dar visibilidad al enfado colectivo de los trabajadores y trabajadoras" de la compañía.

5- A Polonia hemos de ir...

26 de julio de 2018. Sodena, sociedad pública del Gobierno de Navarra, anuncia que acude a la ampliación de capital en Vectia, dedicada al transporte urbano, mediante una inversión de 5,7 millones de euros. En CAF se felicitan por la inyección pública recibida solo tres semanas después de haberse hecho con la compañía polaca Solaris.

Sodena asegura que su apuesta contribuirá a que en Castejón se creen "30 empleos directos e indirectos". Pues bien, han pasado dos años del anuncio y CAF se ha llevado la producción de está produciendo autobuses eléctricos... en Polonia. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario