martes, 23 de junio de 2020

IU y NA+ se ponen de acuerdo en Castejón para rechazar el ERTE que se avecina en TRENASA






Se avecina ERTE en TRENASA, que sufrirá su tercer terremoto laboral en una década, y los grupos municipales de Castejón, Izquierda Unida, Navarra Suma y PSN, han consensuado una declaración institucional que consta de seis puntos:

"1.-Rechazar el planteamiento de la Dirección de TRENASA de aplicar la suspensión de 113 contratos durante al menos seis meses, defendiendo que no existen causas organizativas, ni económicas, ni de producción para ello.

2.-Entendemos que el Grupo CAF quiere utilizar una crisis sanitaria para aplicar medidas regresivas a la plantilla sin justificación.

3.-Instamos al Gobierno de Navarra a que intercedan y ponga todos los medios a su alcance, incluida la inspección de trabajo para que no permita este ERTE fraudulento.

4. Los Grupos Políticos firmantes, desde el Ayuntamiento de Castejón exigimos la estabilidad del empleo en TRENASA y que se tomen las medidas decididas y valientes para ello desde la dirección del Grupo.

5.- Desde el Ayuntamiento de Castejón mandamos un mensaje de ánimo y de fuerza a toda la plantilla y a sus familias, para que peleen con firmeza sus derechos y defiendan sus puestos de trabajo.

6.- Se acuerda dar traslado de la presente Declaración Institucional a la Plantilla de TRENASA mediante su Comité de Empresa, a la Presidenta del Gobierno mediante la Consejería de Desarrollo Económico y Empresarial y a los medios de comunicación".

El PSN sin embargo se ha desmarcado con una abstención de la exposición de motivos acordada por IU y NA+:

"TRENASA es una de las empresas más importantes de la localidad, fabricante principalmente de material ferroviario y perteneciente al Grupo CAF, multinacional vasca con sede en Beasain, la cual goza actualmente de una cartera récord de pedidos de 9.500 M€ y sin problemas económicos, visto el margen de beneficios del año 2019 y visto el aumento del 10% de dividendos que va a repartir entre sus accionistas.

Con este escenario, la semana pasada conocimos que la Dirección de la Empresa TRENASA había presentado de forma oficial al Comité de Empresa el inicio de una período de consultas encaminado a la aplicación de un ERTE de suspensión de al menos seis meses para 113 trabajadores/as de los y las 118 actuales por motivo de la situación generada por el COVID-19, cuando la crisis sanitaria no ha afectado a esta planta ni al Grupo desde el 14 de marzo que se inició el estado de alarma. No se han perdido pedidos, es más, el Grupo está pendiente de la adjudicación de algunos muy importantes.

Una vez más, y ya van seis veces en ocho años (dos ERTES de suspensión, uno en 2012 y otro en 2015, dos ERES de extinción, uno en 2012 y otro en 2015, una modificación sustancial de las condiciones de trabajo que conllevó la rebaja de un 14% del salario de la plantilla y ahora esto), el Grupo CAF utiliza TRENASA y a su plantilla para crear un escenario que no es real para que la matriz se siente a negociar en una posición de fuerza con los sindicatos nacionalistas en Beasain.

Una vez más se pretende la paz social y aumentar los contratos indefinidos en Beasain a costa de destruir empleo y condiciones de trabajo en Castejón.

Una vez más se plantean medidas que atacan a la clase obrera en una planta de un Grupo como el Grupo CAF que cuenta con récord histórico de cargas de trabajo y con ningún problema económico, ahí está la propuesta de aumento de reparto de dividendos de su consejo de administración.

Una vez más, una plantilla que ha vuelto a demostrar que es fundamental para el Grupo por su capacidad, eficacia y eficiencia pretende ser castigada cual marioneta de una multinacional que ha recibido miles y miles de euros de subvenciones de dinero público de Navarra para deslocalizar carga de trabajo a la CAV y al extranjero, mientras aquí no pasa nada.

Además de todo esto, ¿Qué pasa con Vectia?, ¿Dónde están los casi seis millones de euros de dinero público que invirtió Sodena en 2019 entrando en el accionariado? ¿Por qué la producción de los autobuses eléctricos se la han llevado a Polonia?

Una vez más, se pone de manifiesto la avaricia del capitalismo de las multinacionales, que son capaces de todo.

Basta Ya. Exigimos estabilidad de la Plantilla de TRENASA y que los ERTES y los ERES se los aplique el Consejo de Administración de CAF.

Hasta aquí hemos llegado. Desde el Ayuntamiento de Castejón consideramos totalmente injustificado el planteamiento de la empresa para presentar esta medida de suspensión de contratos y rechazamos con dureza la estrategia del Grupo CAF en Castejón durante estos últimos 10 años.

Desde el convencimiento de que TRENASA es y será una planta con futuro, gracias a su plantilla y desde el convencimiento de la viabilidad laboral y económica de la planta de Castejón".

No hay comentarios:

Publicar un comentario