El Sistema Sanitario de Navarra se encuentra en un constante proceso de adaptación y reorganización de su actividad y de los recursos materiales y humanos para hacer frente a la epidemia de coronavirus, según señalan desde el Departamento de Salud.

Este proceso afecta tanto a la atención hospitalaria como a la red de Atención Primaria, en colaboración también con otros departamentos como el de Derechos Sociales y el de Cohesión Territorial, entre otros, ya que se trata de un abordaje integral que tiene también un despliegue con óptica territorial. Al mismo tiempo se avanza también en la actualización de los sistemas de detección, prevención y seguimiento epidemiológico desde Salud Pública, en conexión con el Ministerio de Sanidad.

La consejera de Salud, Santos Induráin, respecto a la reorganización, ha destacado esta mañana en rueda de prensa que “es preciso hacer, ahora más que nunca, el uso más eficiente posible de los recursos existentes para garantizar una adecuada atención, poner el foco en la población más vulnerable y también, para posibilitar los descansos a los y las profesionales”.

Reorganización en Atención Primaria

Los centros de salud y consultorios han reorganizado su actividad con objeto de priorizar la atención a la patología respiratoria, así como para poder atender de manera adecuada otro tipo de patología no demorable. Desde Atención Primaria se realiza un seguimiento telefónico personalizado a los y las pacientes en aislamiento domiciliario por COVID-19, adecuándose tanto a sus circunstancias personales y sociales como a la clínica de su enfermedad.

Desde la gerencia de Atención Primaria se han remitido a los diferentes equipos una serie de criterios organizativos, siendo los propios equipos los encargados de reestructurar su zona básica de salud, dado que ellos son los principales conocedores de la zona así como de los recursos disponibles.

Cabe destacar que desde el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea se han movilizado recursos humanos al entorno sociosanitario, donde hay una mayor necesidad, priorizándose de este modo la atención a este colectivo de población vulnerable. Se ha establecido un médico o médica responsable en cada zona básica de salud para las residencias de personas mayores. Será, además, la persona interlocutora de cara a identificar necesidades, afecciones etc.

Con objeto de informar de manera adecuada, a la sociedad en general y a las entidades locales en particular, de los cambios que puedan afectar a la ciudadanía (horarios, cambios de centros de atención etc.) cada director o directora de centro de salud va a contactar directamente (en algunos casos ya lo han hecho) con los diferentes alcaldes y alcaldesas de los municipios para trasladarles esta información.

Urgencias extrahospitalarias en el área de Pamplona

En lo que se refiere a las urgencias extrahospitalarias, en el área de Pamplona / Iruña se han habilitado también los dos circuitos de atención diferenciados y se han puesto en marcha equipos específicos de profesionales para la atención a pacientes con coronavirus, reforzándose también el equipo de médicos coordinadores.

Además, se ha incorporado un nuevo perfil de enfermera de coordinación en el 112. En cuanto a los servicios de Urgencias Periféricas de Huarte / Uharte, Noáin / Noain y Orkoien, estos también se han reforzado, así como también lo han hecho los equipos de recogida de muestras para diagnóstico por PCR, por parte del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias (SUE), que sigue desempeñando también un papel clave en el seguimiento domiciliario de los y las pacientes que lo precisen. También el servicio del Consejo Sanitario ha reforzado su capacidad de respuesta, pasando de ocho enfermeras a 39, y ampliando su horario hasta cubrir las 24 horas del día.

Reorganización en Atención Especializada

En cuanto a los centros hospitalarios, centros de atención a la salud sexual y reproductiva (CASSYR) y centros de salud mental de Navarra, estos están priorizando la actividad de consultas, intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas según criterios clínicos, garantizando en todo caso la atención que no puede esperar.

Así, se asegura la atención sanitaria en los centros especializados en aquellos servicios que resultan imprescindibles para el desarrollo de la actividad de los centros en los siguientes términos:
Hospitalización al 100% de la capacidad logística.
Servicios que desarrollan actividad pautada (Hemodiálisis, Tratamiento Oncológico en el Hospital de Día, Tratamiento en el Hospital de Día de Hematología, Atención a pacientes en tratamiento continuado en la Unidad del Dolor, Tratamientos de Radioterapia, simulación y planificación, y en Rehabilitación la atención a pacientes preferentes y hospitalizados).
Toda intervención quirúrgica de carácter urgente y toda la actividad en Urgencias, UCI, URPA, Coronaria, Unidad de Ictus, Área de Partos y unidades asimilables.
La realización de la ecografía de la semana 20 y amniocentesis.
Servicio de Farmacia: la atención a pacientes hospitalizados, tratamientos oncológicos y pautados.
Banco de Sangre y Tejidos de Navarra: la extracción de hemoderivados para el suministro a los Centros Hospitalarios de la Comunidad Foral de Navarra
El funcionamiento de la Coordinación de Trasplantes.

Las Urgencias Hospitalarias se han reorganizado para atender en circuitos separados la patología respiratoria, definiendo espacios y procedimientos específicos separados del resto de las urgencias. Además, en el Complejo Hospitalario de Navarra las consultas urgentes de Maxilofacial, Otorrinolaringología, Psiquiatría y Traumatología se han comenzado a atender en otras consultas ubicadas fuera del Servicio de Urgencias.
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours