lunes, 23 de marzo de 2020

El error criminal del Gobierno: ¿por qué no paramos el país de una puñetera vez?





Andan dando palos de ciego nuestros gobernantes, y es normal. Y es que el coronavirus está siendo una película que nos ha superado a todos. Pero hay un asunto que se nos escapa: ¿por qué el Gobierno central no decide de forma inmediata parar el país? 

España lleva nueve días 'confinada'. Pero ese confinamiento es estéril. Porque, no se engañen, mientras la industria siga funcionando con total normalidad el coronavirus seguirá expandiéndose. El resto es frustrar a la sociedad, que no comprende por qué se disparan contagiados y muertos mientras la gran mayoría de ellos cumple las normas.

Mientras Sánchez siga aplicando estos patéticos parches no se frenará el Covid-19 en España (que está en condiciones de ser campeona del mundo de muertes por coronavirus). Políticos tan dispares como Íñigo Errejón, de Más País, o el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, del PP, están de acuerdo en ello. Pero el Ejecutivo central se niega a frenar.

Vergüenza 

¿El motivo de no frenar? Vergonzoso. La vicepresidenta Nadia Calviño, contraria a la inyección económica del Estado ante las crisis capitalistas, dice que no se para por motivos económicos: "Las medidas que ha aplicado España son las más restrictivas de nuestro entorno, y ya están ralentizando mucho la economía".

"Los agentes sociales nos han dicho que la prioridad es proteger a los trabajadores pero salvaguardando la actividad y el empleo. Para ellos es clave evitar el cierre de empresas que después suponga un lastre para recuperar la actividad cuando se resuelva la emergencia", añade.

Este Gobierno supuestamente progresista, en realidad socialiberal, está anteponiendo la economía a las vidas humanas, aplicando el recetario globalista de los amigos del PP, campeón en recortes y privatizaciones, y de Vox, que ahora piden parar simplemente porque están en la oposición.

Es evidente que la derecha anda montando ruidera el 8M, día que Vox hacía el ridículo con su pose machirula en Vistalegre. Pero el PSOE y Unidas Podemos no sabían, ahora dicen saberlo todos los profetas del pasado conservadores, que la situación era tan grave.

Pero lo que sí saben socialistas y morados es que ahora hay que parar. Y la verdad es que no se atreven por motivos macroeconómicos. Punto. Este hecho, de seguir así, podría ser justificación para que el Gobierno al completo sea juzgado y encarcelado.

La vida alrededor

No hay que levantar la vista demasiado para otear a nuestro alrededor que hay chusma que utiliza el recurso del supermercado para salir tres y cuatro veces diarias de casa y que hay empresarios que siguen manteniendo actividades económicas no esenciales.

Y esos test, claves para el éxito de Alemania y Corea del Sur, son imprescindibles para frenar la pandemia. Un ejemplo, cerca de la Ribera hay un pueblo riojano que cuenta con un comerciante que sufre el coronavirus, pero es asintomático. De no haberle hecho el test, situación que se dio casi de milagro, este señor habría despachado alimentos y virus en toda la comarca (ya bastante afectada por otro negocio).

Como Europa no cuenta con los recursos digitales y logísticos de Asia, que nos da sopas con ondas (no en materia de libertades ni en protección social), necesitamos frenar el país un mes. Pero este Gobierno no se atreve porque el ultraliberalismo de Nadia Calviño está siendo respondido con miserables silencios cobardes por parte del PSOE y de Unidas Podemos, que han presentado un paquete de medidas económicas a todas luces insuficientes.








No hay comentarios:

Publicar un comentario