sábado, 29 de febrero de 2020

Tudela con Esparza; varios pueblos riberos con Sayas





Puesta de largo de los dos equipos que competirán por el liderazgo de UPN. Los regionalistas encaran las primarias que se celebrarán el 29 de marzo y en el combate político Javier Esparza aparece como 'demasiado favorito', hecho que le puede perjudicar. 

El líder de la oposición realizó ayer en Tafalla una exhibición de músculo al rodearse de Enrique Maya, Yolanda Ibáñez, Carlos García Adanero, Iñaki Iriarte, María Jesús Valdemoros, Gonzalo Fuentes, Carlos Salvador o Juan Luis Sánchez de Muniáin.

La plana mayor de Tudela, liderada por el alcalde Alejandro Toquero y por la influyente Anichu Agüera, también apoyan a Esparza, que también cuenta con el favor de los alcaldes de Ablitas, Valtierra, Cascante y Monteagudo, de los líderes de la oposición de Arguedas, Cortes y Cabanillas y de José María Agramonte (presidente de Bardenas Reales).

Esparza cuenta con amplios apoyos entre los cuadros medios de UPN, recibe mimos disimulados de las cercanías de Miguel Sanz y tiene como gran hallazgo la creación de Navarra Suma, que reagrupó el voto conservador, se convirtió en ejemplo a seguir para el PP y Cs a nivel estatal y facilitó que los regionalistas recuperasen en junio del año pasado seis de las siete localidades con más habitantes de Navarra (Pamplona, Tudela, Barañáin, Burlada, Egüés y Estella).

El buñuelero Sergio Sayas, que esta mañana ha tenido sesión de fotos en el hotel pamplonés Muga de Beloso, cuenta con el apoyo de la castejonera Maribel García Malo, Lourdes Goicoechea, Amaya Larraya, la cirbonera Raquel Garbayo, el fiterano Raimundo Aguirre, Fermín Alonso, María Kutz, Luis Zarraluqui, Paz Prieto y los alcaldes de Fustiñana, Cadreita o Fitero.

Sayas, que conoce el partido como la palma de su mano, cuenta con una ventaja: puede ser considerado el 'candidato de las bases' (hecho que contribuyó al triunfo en las primarias de PSOE y PP de Pedro Sánchez y Pablo Casado, que no aparecían como favoritos ante Susana Díaz y Soraya Sáenz de Santamaría).

La gran desventaja de Sayas, por mucho que exhiba las siglas de UPN y cuente con un lema/palo muy acertado ("Recuperar la ilusión para recuperar Navarra"), es que no está siendo capaz de mostrar diferencias significativas con el programa de Esparza.

Sayas está de acuerdo con el proyecto Navarra Suma, pero parece discrepar en el nombre de la coalición (que según él debiera contar con las siglas UPN). El diputado estatal puede contar con apoyos significativos en varios pueblos riberos (Cintruénigo, Fitero, Buñuel, Cadreita, Fustiñana o Castejón).

La frialdad con la que los militantes de UPN recibieron hace unos días a Esparza en el salón de actos del Hogar del Jubilado de Cintruénigo puede ser el síntoma de que el candidato favorito va a tener serias dificultades de cazar votos en algunas localidades cercanas a Sayas, que puede compensar en las bases de la Ribera su falta de apoyos entre la cúpula de su partido.






No hay comentarios:

Publicar un comentario