El escudo de Navarra





Por Esparza Zabalegi:

Símbolo de Navarra, utilizado, de una forma u otra, por todos los navarros. La historia oficial lo representa en las cadenas que, según, Sancho el Fuerte ganó en la batalla de Las Navas en 1212. El cronista Moret escribe en 1677 que las cadenas no se introdujeron de golpe tras la batalla, “sino poco a poco y con el tiempo” y remarca esto con el hecho de que el propio Sancho usaba como insignia “una águila grande abiertas las alas… insignia suya primitiva”. El Arrano Beltza parece pues el antecesor del actual escudo. Sin embargo, el escudo de Navarra aparece ya en lugares del Reino de Navarra en fechas anteriores a la famosa batalla.

Tomás Urzainki cita San Miguel de Estella en 1160; la Biblia de Pamplona en 1189, etc. Dice que el origen del escudo es un símbolo solar, evolucionado “hacia el carbunclo de ocho brazos que tras la conquista irán transformándolas en cadenas”, en un intento de engarzar más la historia del Reino con la de los reinos españoles.

Tras la conquista de navarra, el escudo de España ignoró durante tres siglos las cadenas de Navarra, hasta que fueron incluidas en 1868, curiosamente un año después de que la Diputación de Navarra recibiera en Pamplona a las tres provincias “hermanas” exhibiendo un escudo con las armas de las cuatro provincias, con cuatro manos unidas y la leyenda Laurac-Bat, “las cuatro, una”.

El escudo de Navarra ha tenido diversas adaptaciones. En 1910 la Diputación estableció un diseño, con las cadenas bajo una corona real; en 1931 la Diputación Republicana cambió la corona real por una mural; el 18 de marzo de 1937 la Diputación reinstaló el escudo de 1910 y en noviembre del mismo año Franco concedió a Navarra la Cruz Laureada de San Fernando por su actuación en el Alzamiento nacional “y homenaje a quien tan reciamente atesora las virtudes de la raza”. La oposición la denominó “la berza” y este símbolo franquista, muy del gusto de toda la derecha navarra, estuvo vigente hasta que la ley de símbolos de 1986 promulgó el modelo actual, que era el que de hecho se venía utilizando desde mucho tiempo atrás por los antifranquistas navarros.

En la actualidad el gobierno de Navarra ha obligado por la vía judicial a quitar las cadenas de Navarra del Escudo de la Comunidad Autónoma Vasca, obligándola a mantener el espacio en blanco. Cualquier utilización del Escudo de Navarra por parte de “los vascos” es motivo de denuncias y airadas protestas ignorando cosas elementales: esos territorios y otros también fueron Navarra; el escudo sigue empleándose en Iparralde, Bearne y Francia, sin que eso haya motivado protesta alguna. Y además, “los vascos” han utilizado el símbolo de Navarra mucho antes de la existencia del nacionalismo: cuando en 1745 el rey de Francia Luis XV encargó al zuberotarra Philippe Béla la creación de un ejército vasco a cargo de la corona francesa, éste reunió a 1.046 euskaldunas con el nombre de “Royal Cantabre”, bajo una bandera con el escudo de Navarra, enlazada con la cruz de San Andrés.

Comentarios