El vídeo que demuestra la estafa de Alsasua












:

El juicio del 'caso Alsasua' ha celebrado ayer miércoles su octava sesión, en la que han visionado el vídeo que el procesado Iñaki Abad grabó con su teléfono móvil la madrugada del 15 de octubre de 2016 en el exterior del bar Koxka.

Hace pocos días el tribunal aceptó este vídeo como prueba, a pesar de que inicialmente se opuso a ello.

El sargento de la Guardia Civil declaró que fue apaleado "brutalmente" en el suelo por numerosas personas. Sin embargo, en las imágenes grabadas tras la supuesta agresión el agente aparece con una camisa blanca, totalmente limpia, sin rasguño alguno ni manchas de sangre.

Además, las imágenes muestran como el sargento pega un manotazo al joven Iñaki Abad mientras está grabando.

Por otro lado, en la sesión de hoy también han declarado dos médicas citadas por la defensa. Ambas han coincidido en señalar que los testimonios ofrecidos por los guardias civiles y sus parejas no corresponden con las lesiones recogidas en los diferentes partes médicos.

Los cuatro han declarado durante el juicio que en la agresión participaron "entre 20 y 25 personas", que fueron golpeados "brutalmente", ocasionándoles heridas de gravedad y la ruptura de un tobillo a uno de ellos.

No obstante, las médicas han considerado que no pudo tratarse de una agresión múltiple, ya que sino "las lesiones serían más graves".

En cuanto a la rotura de tobillo que sufrió el teniente, las médicas creen que se debió a un "mecanismo indirecto" y que pudo ser provocado por una "típica torcedura con caída, donde son los ligamentos que tiran y luego fracturan el hueso".

Sobre el hematoma que presentaba el sargento a las tres semanas de los incidentes, han explicado que "suelen durar unos 10 días" y que es "extraño" que aparezcan tres semanas después.

A preguntas de la defensa, las médicas también han opinado sobre las lesiones que presentaban las novias de los dos agentes.

Han señalado que la tendinitis que sufría María José Naranjo, compañera sentimental del teniente, fue "una sobrecarga en el hombro" que estuvo producida seguramente "por un sobreesfuerzo".

Sobre la cervicalgia de Pilar Pérez, pareja del sargento, han asegurado que pudo haber sido ocasionada por "nerviosismo" o "también por intentar levantar a alguien del suelo".

Por otro lado, diputados y senadores de EH Bildu, ERC y Unidos Podemos acudieron ayer a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares para apoyar a los ocho jóvenes de Alsasua acusados en este juicio.

Oskar Matute (EH Bildu), Jordi Salvador (ERC) y Eduardo Santos (Podemos) han coincidido a la hora de señalar que lo que ocurrió el 15 de octubre de 2016 en Alsasua no fue terrorismo y, por lo tanto, han exigido un juicio "justo".

Vía: EiTB

Comentarios