La sobreactuación de UPN Tudela acaba reforzando a Eneko Larrarte








Por Nieves Arigita en Noticias de Navarra:

Lo que certeramente el concejal de CUP, Gustavo Gil, calificó como “sobreactuación” de UPN en torno a lo que finalmente ha quedado en un error técnico y en cierta falta de rigor en la comunicación interadministrativa, culminó ayer con el apoyo en bloque del tripartito al alcalde Eneko Larrarte y a la edil socialista de Educación Silvia Cepas. Fue en el transcurso de un pleno en el que UPN pidió la dimisión del primero y PPN, su reprobación; y en el que, además, se aprobó de urgencia modificar el texto del convenio de colaboración entre el departamento de Educación del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Tudela, que fue aprobado en junio de 2016.


Dicho documento se firmó el pasado 25 de septiembre, pero en él solo se recogía la financiación del centro por parte del Gobierno de Navarra hasta noviembre de 2017 y no hasta 2020, como se había acordado y anunciado públicamente. Pese a que nada más ser denunciado este extremo por UPN, el departamento de Educación ratificó la plurianualidad de la financiación, los regionalistas exigieron ayer la dimisión del alcalde y una “contundente crítica política a la consejera María Solana, a la que acusaron de “engaños a la comunidad educativa del Conservatorio Fernando Remacha y al conjunto de Tudela”.

COMPROMISO POR ESCRITO Sin embargo, la publicación del convenio, el 5 de julio, en el Portal de Transparencia del Gobierno de Navarra desmonta cualquier intención de ocultar que el documento solo recoge la financiación para un año, algo que tuvo que redactarse así a expensas de la aprobación de una nueva ley que recoja la plurianualidad de dicha financiación.

Sobre el hecho de que ni el alcalde ni la edil de Educación conocieran esta variación el día de la firma, Cepas aseguró que “nadie nos llamó para decirnos que existía esta variación”, pero defendió con uñas y dientes el trabajo llevado a cabo y anunció que, después de solicitarlo personalmente, “ya tengo el compromiso firme y por escrito del Gobierno de Navarra que garantiza el gasto plurianual”. Por ello, se negó a admitir una reprobación para Larrarte y mucho menos una dimisión ya que, como recordó, “en cinco años, mientras gobernaban ustedes, el Conservatorio le ha costado a Tudela 868.000 euros; ¿ahora que nos va a costar cero voy a reprobar al alcalde”, dijo arrancando los aplausos del público del salón de plenos. Por su parte, Eneko Larrarte, también arropó a Cepas, “orgulloso de formar equipo de gobierno -afirmó- en el que hay una concejala socialista, docente y de Córdoba que en dos años ha conseguido este logro”.

Acerca de su responsabilidad en la no comunicación de las variaciones técnicas del convenio firmado el 25 de septiembre, declaró que “mi pecado sería el de no haberme leído lo publicado en el Portal de Transparencia del Gobierno de Navarra y no notificarlo a medios y concejales; y, en todo caso, el de no leer in situ el convenio el día de la firma”.

Estas explicaciones no fueron suficientes ni para UPN ni para PP, sobre los que Dani López (Tudela Puede) opinó que “pretenden embarrar un logro que ellos no consiguieron; las explicaciones ya se han dado e incluso con disculpas”, defendió, orgulloso ante todo de la consecución de la financiación total del centro en los próximos cuatro años.

“No se miran los expedientes y algún día habrá un susto”, advirtió la regionalista Natalia Castro que siguió mostrando dudas sobre la legalidad del procedimiento hasta ahora y, sobre todo, ante la modificación urgente votada ayer. “No puede aprobar eso, no podemos votar a favor de este acuerdo porque seguimos teniendo dudas legales”, insistió.

Por su parte, José Suárez (PPN) tildó de irresponsabilidad el comportamiento de Larrarte y lo acusó de “tener nula consideración hacia el pleno”.

Comentarios