Segundo número de Fitexpress








#Fitexpress
#Coordina: Pedro Pérez Bozal #Edita: AFI #Número: 2

Una legislatura histórica 

Llegamos al ecuador de una legislatura que esperemos sea de transición y advertimos que el equipo de Gobierno municipal no ha llevado a cabo las promesas que realizó en la última contienda electoral. Hace unos días recordábamos en un artículo que “AFI desde sus inicios ha tenido una suerte que para Fitero es su desgracia: nuestro discurso, con sus excesos y defectos, es creíble. Es decir, hasta UPN con sus movimientos, silencios y complejos ha respaldado nuestro mensaje. Y hasta los que por ahora no nos votan, y hasta los que nunca lo harán, reconocen mucha credibilidad en la mayor parte de nuestra teoría. Que es muy sencilla: la gestión del Ayuntamiento de Fitero no es la adecuada. Te puede gustar o no, puedes comprar el discurso, te puedes abstener o puedes estar en contra. A eso se le llama democracia, a algunos les cuesta entenderlo, y UPN ha querido evitarla de esta forma: han convertido los doce plenos anuales regulares en cuatro (cancelando ocho, los muy trabajadores). Y nos complican la vida a la hora de obtener información municipal, evidencia de su conciencia”.
En un artículo de este segundo número de ‘Fitexpress’ pormenorizamos la información que nos sesgan. Lo hacen tras cambiar el modelo de reparto de dietas después de haberlo hecho de facto en 2016: los miembros de UPN se repartieron 21.560 euros por los 8.440 euros que llegaron a AFI. Como ven el contraste es evidente. Lo malo no es que cobren, es que lo hacen por no cumplir su programa: llevamos dos años y no hay rastro del taller literario, del fondo biográfico, del Museo abacial, del camping, del aparcamiento de caravanas, de la sala audiovisual del Monasterio, del fin de semana cultural y gastronómico, de la obra del camino de La Madera, de la pasarela inundable, de la oficina de emprendimiento, de la plaza de servicios múltiples en la brigada, de la transparencia en la página web municipal, de la plataforma audiovisual local, del punto de información turístico, de los paneles virtuales, de la concentración parcelaria en Argenzón, de la balsa de riego en Las Costeras, del campo de fútbol 8 en El Olmillo, de la pista de tenis y del centro juvenil. Todos estos puntos son promesas de UPN en su programa electoral, por lo cual los ciudadanos de Fitero deben ser conscientes que votar a esta formación es aumentar la agonía de la villa. Porque UPN no va a resolver los problemas estructurales locales por tres razones: la mayoría no los ven, los que creen ver no los reconocen y con los que reconocen no se atreven. Un problema que debe ser resuelto por los fiteranos en las urnas.

Actividades: En las últimas semanas hemos disfrutado de una charla organizada por AFI de Jesús Bozal sobre la figura de Manuel García Sesma con motivo del 25 aniversario de su muerte. Además, disfrutamos de un debate de La Ribera en Femenino sobre violencia de género en la Biblioteca municipal, acogimos en el Ayuntamiento una jornada de la Asamblea de la Memoria “Amapola del Camino”, otra de la plataforma ARIZ (que acoge varias candidaturas progresistas de La Ribera), y celebramos el I de mayo con una jornada con recuerdo en el Cementerio a los caídos, con homenaje a la UGT en el primer centenario de la villa, y una comida en el Pub Groucho. Por último, apoyamos un año más la XXX Marcha contra el Polígono de Tiro de las Bardenas y nos fuimos de fiesta con la Riau-Riau, que cumplieron veinte años de vida.

Grupo Municipal AFI

Solicitud de información

Según la Ley de Bases de Régimen Local el Ayuntamiento tiene cinco días para responder a una instancia requiriendo información. Pero por supuesto que UPN se salta la Ley y hace caso omiso a nuestras peticiones, entre las que se encuentran las siguientes cuestiones:
- Después de que nos negasen la entrega mensual del listado de entradas y salidas de documentos y del listado de facturas contabilizadas y siguiendo las recomendaciones del Tribunal Administrativo de Navarra en relación a este tema, solicitamos por primera vez el pasado 10 de enero que se fijase un día al mes en el que alguno de nosotros pudiese consultar esos documentos, necesarios para tener una información mínima sobre el día a día del ayuntamiento.  No se nos contestó y lo volvimos a solicitar por segunda vez el 6 de febrero y por tercera vez el 28 de ese mismo mes: seguimos sin contestación.
- Hemos solicitado ya en dos ocasiones, el 21 de marzo y después el 24 de abril, que el secretario emita un informe aclarando ciertas dudas que tenemos sobre la composición y constitución de las comisiones de coordinación.  Todavía no lo hemos recibido.
- Se ha pedido en dos ocasiones, sin éxito, copia de un informe emitido por el arquitecto municipal sobre inundaciones en varias viviendas.  Por primera vez en octubre del año pasado y más tarde en febrero de este año.  Seguimos sin tener la copia.
- En enero solicitamos información sobre la forma de contratación de la empresa que suministro los aguinaldos del Ayuntamiento y Residencia y listado de personas que los recibieron.  Lo consideramos como pendiente ya que no nos han dado toda la información.
- El 30 de marzo pasado solicitamos copia de las facturas de la partida de las cuentas de 2015: honorarios, proyectos y dirección. Todavía no nos lo han dado.
- El pasado 10 de mayo solicitamos la relación de pagos a alcalde y concejales en comisiones y plenos y los pagos por dietas y viajes para los años 2011-2015.  No nos han contestado todavía.
- El 19 de mayo pedimos las copias de las facturas de maquetación e impresión de la revista ‘Fitero te Interesa’.

Eva Calleja, concejal de AFI en el Ayuntamiento de Fitero


Estos días azules: Pablo Iglesias en Fitero en el centenario de la UGT local

Semblanza histórica:

Pese a que algunos se hayan empeñado en manipular, mutilar y descontexualizar la imagen de uno de los fiteranos más importantes de su historia, Don Manuel García Sesma, el caso es que este escritor e intelectual siempre sostuvo un indudable compromiso político, lejano de los complejos y cobardías de otros. Con motivo del centenario de la fundación de la Unión General de Trabajadores en Fitero os adjuntamos dos brillantes textos llenos de principios y memoria.

En el primer texto Sesma llora y reivindica a sus amigos fusilados ante su tumba, les cuenta los triunfos socialistas tras la muerte de Franco y les hace recordar "estos días azules y este sol de la infancia", últimos versos que dejó escritos Don Antonio Machado antes de morir en el exilio. Porque nuestro escritor recuerda con dulzura aquel lejano verano del 22, en el que Pablo Iglesias pasó un mes vacacional al lado de aquellos fiteranos que comenzaron una pelea política que hoy algunos creemos que sigue en vigor.

En el segundo texto se felicita por el primer centenario de la UGT a nivel nacional y esboza la precariedad de los sindicalistas fiteranos cuando dieron sus primeros pasos, entre el Cogotillo y la Calle Mayor, ante las miradas retadoras de los mismos caciques que acabarían alentando sus asesinatos. Pasen y lean:

Discurso de Manuel García Sesma ante los fiteranos fusilados, en el I de mayo de 1988

Un año más venimos, en este Primero de mayo de 1988, a recordaros y tributaros un cordial homenaje de agradecimiento y de respeto. No es, ni mucho menos, una ceremonia fácil acercarse a vuestra común tumba sin sentir una emoción profunda de dolor y de tristeza. ¡Os hicieron sufrir tanto! Y luego, para borrar vuestro recuerdo, esparcieron vuestros huesos por los lugares más lejanos y desconocidos. Y no quisieron inscribir vuestras defunciones en los libros municipales y parroquiales... ¡Cómo si nunca hubieseis existido! Todo inútil: Aquí están reluciendo con letras de oro vuestros nombres queridos.

Pero demos de lado estas lúgubres evocaciones; porque hoy os traemos una gran noticia que, de haber vivido todavía, os habría colmado de alegría: la de que la Causa por la que luchasteis y moristeis no quedó definitivamente perdida como creyeron vuestros enemigos. Que vuestro Centro Obrero resucitó de sus cenizas y tenía actualmente cinco representantes en el Ayuntamiento del pueblo; que gobierna en España desde 1982 el Partido Socialista Obrero Español, fundado por vuestro viejo amigo Pablo Iglesias y que hoy, I de mayo de 1988, se celebra en toda España el Primer Centenario de la Unión General de Trabajadores, a la que pertenecisteis vosotros. ¿No es un motivo de orgullo y de legítimo gozo? No, vuestro sacrificio no fue estéril e inútil, como el de tantos otros desgraciados del bando opuesto. ¿Quién se acuerda de ellos? Pero a vosotros se os recuerda y recordará siempre.

Permitirme evocar, en este día, unas escenas risueñas de vuestra época. Era el año 1922. El país apenas si empezaba a despertarse de la horrible pesadilla del año anterior: el desastre de Annual y Monte-Arruit. Los socialistas tenían la mayoría en el Ayuntamiento de Fitero, presidido a la sazón por Donaciano Andrés, y Pablo Iglesias y su mujer, Amparo Meliá, habían venido a veranear un mes en nuestra Villa. Para eso alquilaron una casa del Paseo de San Raimundo: la del Tío Conrado y la de la Tía Faustina, que, complemente remozada posteriormente ostenta en la actualidad el número 22. Cerca de ella había en una bajera un pequeño taller de modistas o aprendices de costureras, con las que no tardó en relacionarse la señora Amparo Meliá, la cual por las tardes solía pasar algunos ratos en su compañía. Por su parte Pablo Iglesias, que por aquel entonces era Diputado a Cortes por Madrid -lo venía siendo desde 1910- y director del semanario EL SOCIALISTA, solía darse un pequeño paseo por el San Raimundo, en espera de su abundante correspondencia diaria. Al serle entregada por el cartero, se sentaba ordinariamente en un banco del Paseo, cercano al kiosko de la música. Los bancos de entonces no eran tan cómodos como los de ahora, pues eran tres bloques cúbicos de granito. Al atardecer, cuando refrescaba un poco, venían a sacar a Don Pablo a pasear por el campo Donaciano Andrés, Demetrio Andrés y otros incondicionales del Centro Obrero.

Don Pablo tenía, a la sazón, 72 años y era un anciano venerable, bien conservado: alto, espigado, de barba y bigote blancos y con un pañuelo blanco al cuello en lugar de corbata. De ordinario llevaba un traje entero gris y se tocaba la cabeza con una gorra del mismo color. Por supuesto, no era la primera vez que Pablo Iglesias venía a Fitero, pues desde 1910 era un cliente bastante asiduo de los Baños Nuevos, cuyas aguas sentaban muy bien a su salud. Naturalmente siempre se daba una vuelta por el pueblo y, en esas visitas, hizo conocimiento con los obreros más conscientes del vecindario, los cuales, por por iniciativa del Abuelo, como le llamaban cariñosamente, fundaron primeramente el Centro Obrero, afiliado a la Unión General de Trabajadores, y más tarde una sección del Partido Socialista Obrero Español. Uno y otro se los llevó el temporal fascista temporalmente; pero aquí estamos los descendientes de los 50 muertos de 1936 defendiendo los mismos ideales de justicia y libertad, por los que ellos murieron. O mejor dicho, fueron muertos. ¡Viva el Primero de Mayo! ¡Viva la Unión General de Trabajadores! ¡Viva el Partido Socialista Obrero Español!

En el primer centenario de la Unión General de Trabajadores de España; por Manuel García Sesma (1988)

Hace ya un siglo que fue fundada por Pablo Iglesias. Al principio su expansión no fue nada fácil, salvo en ciudades como Madrid o Barcelona, donde se estaban ya difundiendo entre los obreros las ideas socialistas de la Asociación Internacional de Trabajadores, constituida por Carlos Marx en Londres en el año 1864. Su penetración en las capitales de provincia fue más lenta y trabajosa. Y no digamos nada de los pueblos, que eran entonces unos cotos cerrados de los más brutos y cerriles caciques.

En Fitero empezó a cundir la idea asociacionista entre los trabajadores como medio de defensa eficaz de sus intereses de clase hacia la segunda década del siglo actual (por el pasado). Consta que en 1914 existía ya una Sociedad de Oficios Varios y que en 1915 esta Sociedad y Jenaro Aznar, con 47 vecinos más, se dirigieron al Ayuntamiento pidiéndole raciones o trabajo. El municipio acordó darles trabajo. El primer y verdadero representante de la UGT en Fitero fue el Centro Obrero, cuya fundación data de 1917. Su primitivo local de reuniones fue una cochera de Cristóbal Fernández, situada en el Cogotillo Bajo a la entrada del pueblo, en lo que es hoy la casa número 123 de la Calle Mayor. Más tarde se fueron de extremo a extremo de la misma Calle, o sea, al edificio número 1 que había sido Café del Tío Basilio (Basilio Larrea) y fue posteriormente farmacia. Hacia 1916 dio allí una conferencia Pablo Iglesias, con gran afluencia de público y gran contrariedad de los caciques. Por fin, en 1924, los ya numerosos afiliados de la UGT construyeron su edificio propio: el Centro Obrero, en el entonces número 113 de la misma Calle Mayor.

Este centro duró hasta el comienzo de la Guerra Civil de 1936-39, en el que fue primeramente saqueado, pues los socios tenían en él una pequeña cooperativa, y a continuación incendiado. ¡Memorable hazaña! ¡Se acabó para siempre el Centro Obrero!, pensaron los pillos y los tontos. Pero se equivocaron por completo. Aunque solo quedaron en pie, bastante maltrechas, las paredes maestras, el industrial Nicolás Tena creyó que podía utilizarlo como almacén y se lo pidió al Ayuntamiento, el cual se lo cedió gratuitamente en 1964 por el tiempo que quisiera. Pero no fue mucho porque en 1975 murió el General Franco y tras las elecciones legislativas de 1977, en las que no salió elegido ningún diputado falangista (sic), el señor Tena comprendió que había terminado la era fascista y se apresuró a devolver el almacén al Ayuntamiento, y éste a su vez, a sus legítimos dueños: los socialistas. Con entusiasmo y desinterés, los hijos y nietos de los mártires del 36 lo convirtieron rápidamente en la actual Casa del Pueblo, digna sucesora del antiguo Centro Obrero. ¡Qué la vean floreciente como ahora nuestros nietos y nuestros tataranietos! ¡Viva la Casa del Pueblo de Fitero! ¡Viva la Unión General de Trabajadores!


Lo que esconden algunos sobre el Cuartel de la Guardia Civil de Fitero 

Hace dos años que la Asociación Unificada de Guardias Civiles emitió un comunicado denunciando el amiguismo y el despilfarro del Ministerio del Interior con motivo de la inauguración de un cuartel de la GC de más de 2 millones de euros en nuestro pueblo. En el comunicado acusaban a Jorge Fernández Díaz y a la cúpula de la GC, entre otras cosas, de gestionar “no para incrementar la seguridad y servicio que ha de prestarse a los ciudadanos, sino para engordar su vanidad y sus estómagos”, argumentando que el cuartel no era necesario y recordando la precariedad en la que viven y trabajan muchos de los agentes de ese cuerpo.

Al igual que su predecesor, el actual alcalde de Fitero, Raimundo Aguirre, ignora todo lo anterior (a la GC se le defiende solo cuando interesa) y repite a pies juntillas los mantras que su formación UPN siempre usa con éxito para desviar la atención de su pésima gestión. Hace dos años el entonces alcalde de Fitero y ahora senador por UPN, Pachi Yanguas, al acusarme de ser una marioneta de EHBildu y de ir en contra de la GC ya consiguió que nuestra solicitud de revisión de distintos acuerdos urbanísticos, que permitían la construcción del cuartel, se etiquetase como un ataque frontal al pueblo y que hasta una vecina, con la que siempre había tenido relaciones cordiales, me acusase encendida de buscar el “tiro en la nuca” delante de la actual presidenta de Navarra, Uxue Barkos, después de la charla que esta dio en Fitero para explicar su posición y acciones, como diputada en Madrid, en relación a la construcción de este cuartel.

Detrás de esa eterna y efectiva cortina de humo, escondieron entonces lo que la Asociación Unificada de Guardias Civiles y Uxue Barkos denunciaban, que el cuartel no era necesario, que era un despilfarro y que se hacía por amiguismo y para figurar, y su supuesta defensa del pueblo fue la excusa perfecta para echar mano de las arcas públicas y defenderse ellos de las posibles ilegalidades urbanísticas que habían cometido para permitir la rápida construcción del cuartel, y que un grupo de vecinos habíamos denunciado al considerar que se actuaba en detrimento del patrimonio de nuestro pueblo.

Después de dos años recorriendo tribunales retrasando lo irremediable, una sentencia firme ha obligado al grupo de gobierno de UPN a revisar uno de los acuerdos que permitieron la construcción de ese cuartel porque los jueces ven fundamento en lo que dicen los vecinos. Por eso vuelven a la carga y Raimundo Aguirre, encendiendo la fogata, declaró en el pleno extraordinario de febrero y repitió en el ordinario de marzo, que “esto es un ataque a la Guardia Civil, que no le haga flaco favor a EH Bildu que ha pedido que la GC se vaya de Navarra”, en definitiva, que ellos son buenos buenísimos y nosotros malos malísimos. La cortina de humo vuelve a levantarse para esconder sus vergüenzas.

¿Qué esconden esta vez estos fiteranos de pro, estos defensores de los verdaderos intereses de Fitero?:

- Que llevan gastados 21.000€ en costas judiciales y abogados para que les acaben diciendo lo que sabían desde el principio, que los vecinos tienen fundamento y que hay que hacerles caso.
- Que todavía nos podemos gastar más si no retiran el recurso que sigue en los tribunales (que podrían ser 15.000 euros más)
- Que el año de inauguración del cuartel 2015, la residencia de ancianos, mal gestionada como se ha podido comprobar que estaba, tuvo unas pérdidas de 59.000€
- Que el año de inauguración del cuartel 2015, de los 40.000€ presupuestados para acondicionar la sala recreativa (¿tenemos una?) se gastaron sólo 5.000€ y que aparte de la inevitable escollera que costó 16.000€, y la compra de equipos informáticos por 5.500€ no se realizó ninguna otra inversión en el pueblo, a pesar de sus obvias necesidades y de que se había recibido dinero extra por la licencia de obras del cuartel.
- Que el año de inauguración del cuartel 2015, los gastos de representación subieron en un 268,41% elevándose a 32.209,01€ (6.000€ más que lo gastado en inversiones)
- Que el año de inauguración del cuartel 2015, la recaudación por multas aumentó un 352,70%.
- Que la población de Fitero ya ha bajado de los 2.000 habitantes y que de las 15 familias que prometieron que vendrían a Fitero, solo quedan 5.
- …….

Eva Calleja, concejal de AFI en Fitero


Recordemos el comunicado de la Asociación Unificada de Guardias Civiles

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, inaugurará este domingo 15 de marzo la casa cuartel de la Guardia Civil en Fitero, la localidad navarra donde reside su madre y en la que él pasa parte de sus vacaciones.
Se trata de una instalación cara (la obra ha costado dos millones de euros) e innecesaria, ante la cercanía de otros puestos de la Guardia Civil.
De hecho, aunque el pasado día 2 de marzo se empezaron a realizar servicios de protección en el acuartelamiento de Fitero, de momento solo se está protegiendo el cuartel, no realizándose hasta la fecha servicios de seguridad ciudadana. El servicio lo realizan desde el cuartel de Cintruénigo (Navarra), que se encuentra a seis kilómetros de distancia.
A la inauguración están invitados distintas autoridades, como la presidenta del Gobierno de Navarra, la delegada del Gobierno de Navarra, varios políticos de distintos partidos, generales del Ejército y Guardia Civil, etcétera. Además, si bien el acto se celebrará el 15 de marzo, el día anterior se llevará a cabo un ensayo, en el que se verán implicadas en los mismos distintas unidades de la Guardia Civil.
Nos encontramos, una vez más, ante un despilfarro por parte del Ministerio del Interior y la cúpula de la Guardia Civil, dirigido no a incrementar la seguridad y el servicio que ha de prestarse a los ciudadanos, sino a engordar su vanidad y sus estómagos.
En un momento en el que se siguen padeciendo los recortes en el Cuerpo, y en el que los guardias civiles siguen careciendo de los medios necesarios para hacer su trabajo, como chalecos antibalas para su protección, conduciendo vehículos con más de 300.000 kilómetros y padeciendo instalaciones en deplorable estado, las autoridades continúan derrochando el dinero público y el tiempo de trabajo de los agentes en desfiles, inauguraciones y otros oropeles.
Así, en lugar de velar por los derechos de los guardias civiles, a los que se mete en penales militares por mantener discusiones con sus jefes, el ministro, al más rancio estilo de tiempos pasados, se dedica a inaugurar cuarteles para su propia gloria y jactancia entre sus vecinos. Sólo faltará el NODO para que registre el glorioso momento.
Por eso, una vez más, AUGC no puede sino expresar su más firme rechazo ante estos despilfarros, que contrastan con la precariedad con la que se ven obligados a hacer su trabajo cada día los guardias civiles, lo que al final repercute en la propia seguridad ciudadana.


Fitero y La Ribera: tierra de alguien

Jordi Évole puso el foco hace algunas semanas en el reportaje "Tierra de nadie" en lugares que son hoy pasto del silencio. Salvados reflejó esa noche la atmósfera un pueblo soriano, Utrilla, y otro conquense, Chumillas, abandonados institucionalmente mediante la falta de inversiones. Este hecho ha conllevado un invierno demográfico que salpica especialmente a la "Serranía Celtibérica", que acoge a parte de las Comunidades Autónomas de Aragón, La Rioja, Castilla y León, la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha.

En "Tierra de nadie" dos ancianos de un pueblo perdido de Soria dicen que lo que más echan de menos eran "los niños. Sus risas, sus lloros, sus correrías. Aquí, hasta el campo está aburrido. No hay nadie. Hasta las flores, y los pájaros, han desaparecido por culpa de los herbicidas", frase que nos retrotrae a Machado: "Oscuros encinares, ariscos pedregales, calvas sierras, caminos blancos y álamos del río, tardes de Soria, mística y guerrera, hoy siento por vosotros, en el fondo del corazón, tristeza".

Francisco Burillo, catedrático de la Universidad de Zaragoza, señala las singularidades de la "Serranía Celtibérica", corazón despoblado del Estado español: Cuenta con más del doble de extensión que Catalunya, alrededor de 65.000 kilómetros cuadrados (más de la octava parte del total del Estado); es uno de los dos focos despoblados en Europa, el otro es la desangelada Laponia que cuenta con el doble de jóvenes que este islote abandonado a su suerte; esta Serranía tan solo cuenta con tres núcleos por encima de los 20.000 habitantes, Soria, Cuenca y Teruel, cuando en el resto del Estado hay casi cuatrocientos; y en la mitad de sus pueblos hay menos de 100 habitantes.

Tras este chaparrón en forma de análisis con datos nos vamos a las soluciones: el Senado, reviviendo por algunos minutos, llevó a cabo en 2015 la "Ponencia de estudio para la adopción de medidas en relación con la despoblación rural en España, constituida en el seno de la Comisión de Entidades Locales" señala otras características de la Serranía: Soria cuenta con un flujo migratorio negativo del 46% (entre gente que nació y ciudadanos que viven hoy en día en la provincia); la población media se acerca peligrosamente a la cincuentena; y la previsión para el próximo siglo viendo la tasa de natalidad y mortalidad es que pierda el 75% de la población actual entre 15 y 44 años.

Veintiséis ponentes en este informe publicado de sesenta y seis páginas dan ideas que se podrían llevar a cabo desde un punto de vista municipal, autonómico y estatal: rehabilitar viviendas de titularidad pública, adquirir suelo y urbanizarlo, primar la red viaria de transporte, conservar el patrimonio, primar el turismo rural, bonificar a cooperativas y PYMES que creen empleo, bonificar a los habitantes de territorios despoblados a través del IRPF, rebajar las cuotas de la Seguridad Social para empresarios y autónomos que se asienten en este territorio, mantener servicios con especial atención a la educación y la sanidad, incentivar que el personal de la administración resida en la localidad que preste servicio, poner en pie una estrategia nacional, apoyar la natalidad en zonas despobladas mediante incentivos económicos, apostar por la industria agroalimentaria, fomentar la deslocalización interna de empresas y ayudar económicamente a los ciudadanos quieran trasladarse de la urbe hasta un entorno rural.

El desequilibrio territorial debiera ser aminorado mediante inversiones. políticas en beneficio de los ciudadanos en un entorno rural o la creación de infraestructuras y polígonos industriales que ayudarían a absorber unas renovadas carreras con evidente destino urbano. Nuestra identidad cultural y la conservación de la naturaleza lo merecen. Desde mi punto de vista, Fitero, que cayó por debajo de los 2.000 habitantes el 1 de enero de 2017 (hoy somos oficialmente 1.996), necesita mejoras tras perder más del 40% de su población entre el inicio del Siglo XX y hoy en día. Vertebro, organización impulsada por varias localidades vecinas, podría ser un vehículo con el que dotar de medidas a este invierno demográfico que está poniendo en peligro a centenares de localidades de nuestro alrededor.

Pedro Pérez Bozal, portavoz adjunto de AFI en el Ayuntamiento de Fitero



Comentarios