LAB, CGT y ELA piden acabar con la "corrupción" en las contrataciones en Volkswagen Navarra










Las secciones sindicales de LAB, CGT y ELA en Volkswagen Navarra han afirmado que el acuerdo para la contratación de trabajadores suscrito por la dirección de la fábrica y los sindicatos UGT, CCOO y CGC es "opaco, discriminatorio y corrupto".

LAB, CGT y ELA consideran que se ha perdido la oportunidad de alcanzar un acuerdo "histórico" para "abrir la posibilidad de optar a un empleo en Volkswagen a la totalidad de la sociedad navarra, sin cribas previas por motivos ideológicos o sindicales, sin la impresentable discriminación de género que se padece en la actualidad".

En una rueda de prensa, Juantxo Merino (LAB), Patxi Sanz (CGT) e Igor Peñalver (ELA) han reclamado un acuerdo de empleo que regule "todas las contrataciones que se producen en la fábrica, que regule cómo y por qué se contrata a una determinada persona para un empleo a tiempo parcial, que regule por qué se hace fija a una persona concreta en detrimento de otra que tiene más antigüedad en fábrica sin ningún tipo de explicación".

Juantxo Merino ha afirmado que "el acuerdo alcanzado en nada resuelve estas carencias, es un acuerdo para justificar la discriminación anterior y seguir discriminando en el futuro, no es sino una huida hacia adelante de quienes manejan las contrataciones en Volkswagen, aparentar un cambio que no existe para seguir con la corrupción instaurada en el sistema por aquello que lo parasitan".

A juicio de estos tres sindicatos, el acuerdo debería incluir ocho condiciones. En primer lugar, reclaman que las personas interesadas en acceder a un puesto de trabajo estén inscritas en Volkswagen Navarra deberían estar inscritas en el Servicio Navarro de Empleo como demandantes o como solicitantes de mejora de empleo.

Además, piden "transparencia, para lo que plantean por ejemplo que los currículos entregados no incluyan datos personales y las pruebas de selección deben ser "claras, objetivas, con denominaciones neutras".

En tercer lugar, consideran que el acuerdo debería ser "no discriminatorio", para lo que tendría que recoger "todas las normativas europeas de obligado cumplimiento en materia de igualdad en el empleo" y han criticado que sólo un 10 por ciento de todos los trabajadores de Volkswagen Navarra son mujeres.

El resto de requisitos que reclaman LAB, CGT y ELA son que los procesos de contratación estén supervisados por el comité de empresa; que sean "públicos"; que "en los puestos donde no se requiera ninguna cualificación, el único criterio verificable sea la antigüedad"; que la empresa facilite información sobre los planes quinquenales de plantillas y producciones de Volkswagen Navarra, y que informe también sobre la actual bolsa de trabajadores.

Frente a estas reivindicaciones, Juantxo Merino ha criticado que el acuerdo alcanzado es "opaco, discriminatorio y sin ningún tipo de control por parte del comité".

Además, ha indicado que es "corrupto, al ser un proceso anónimo, sin ningún tipo de control, viciado desde el primer momento". "Es extremadamente fácil que continúe como hasta ahora, para eso sea creado, siendo en definitiva un proceso a dedo en el que la empresa los que se aprovechan de la corrupción reinante en esta empresa actuarán a su libre albedrío como en la actualidad. Es una huida hacia adelante de sus firmantes, un intento de justificar y dar por buenas décadas de discriminación y corrupción. Simular que todo cambia para no cambiar nada", ha indicado.

Juantxo Merino ha explicado que estos tres sindicatos no descartan presentar una demanda legal contra este acuerdo, aunque por el momento estudiarán otros pasos.

Vía: Noticias de Navarra

Comentarios