Oleada de actos vandálicos en Valtierra











El último ataque al mobiliario urbano de Valtierra, perpetrado en la madrugada del pasado viernes sobre las 21,15 horas, se ha llevado por delante uno de los cristales laterales de la pista de Padel situada en el entorno urbano en el que se encuentran también el Polideportivo Municipal, el Consistorio Médico y el Colegio Público Félix Zapatero, y cuya reposición costará más de 2.000 €.. Al parecer, en los hechos estaría implicada una motocicleta que, el autor o autores de este hecho vandálico, habrían utilizado para llevar a cabo su fechoría. Todavía ayer podían observarse las huellas que las ruedas de dicho vehículo dejaron sobre la tierra blanda por las últimas lluvias.

La reacción del consistorio no se ha hecho esperar y la alcaldesa Mª Victoria Montori, en una nota difundida a través de las redes sociales, mostraba su indignación. “Esta vez, y no es la primera, un individuo o individuos ha vuelto o han vuelto a las andadas y le ha tocado al cristal de las pistas de pádel. Lo han roto con toda la mala leche para intentar molestar, fastidiar, hacer perder el tiempo, dinero y hacer la vida imposible a todos los vecinos y vecinas de Valtierra. Tenemos que parar esta escalada de vandalismo que estamos sufriendo”. La alcaldesa solicitaba la colaboración de todo el vecindario para poner cara al autor o autores del mismo.

Pero no es el único acto vandálico que, en los últimos tiempos, está sufriendo Valtierra en su mobiliario urbano. Con el del viernes, es el tercer ataque a los cristales de las pistas de Padel. A ello hay que sumarle el destrozo que hace un tiempo sufrieron los merenderos situados a la entrada de la Ruta de las Salinas y cuyo material fue esparcido por la carretera de la variante con el consiguiente peligro para vehículos y personas.



Llueve sobre mojado
Con anterioridad, y días antes de la celebración deportiva ‘Puerta de Bardenas Trail’, se dedicaron a cambiar y quitar las balizas de señalización, en un intento de boicotear el evento que, realizado por dos localidades vecinas como Arguedas y Valtierra, tenía el objeto de dar a conocer la zona de valles de los montes circundantes. Pese a ello, el acto deportivo se llevó a cabo con toda normalidad. Por otro lado, también la señalización de la Ruta de las Salinas para la práctica de senderismo ha sufrido el ataque de los desaprensivos y salvajes de turno, que fueron arrancadas y arrojadas al barranco, al tiempo que la puerta de acceso a las Minas de Sal fue violentada rompiendo el candado de la misma y arrancando el cartel de señalización de “Minas de Sal”. Otra variante de la actuación de este tipo de personas consiste en arrancar las ramas de la palmera existente cerca del Colegio Público: “…no pasa día que no encuentres 3 o 4 ramas de palmera en el suelo con el consiguiente peligro para niños y mayores, por los finos “pinchos” que poseen las mismas…”, comentaba José Luís Garde, empleado del Ayuntamiento.

Además de pedir la colaboración de la ciudadanía, desde el Ayuntamiento se asegura que se van a tomar todas las medidas legales que sus competencias les permitan.

Vía: Plaza Nueva

Comentarios