El Tribunal Superior de Justicia de Navarra obliga al Ayuntamiento de Fitero a revistar la cesión del terreno del Cuartel










Tal y como informa Nieves Arigita en Diario de Noticias, según una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, el Ayuntamiento de Fitero tendrá que aprobar la revisión, por parte del Consejo de Navarra, de la cesión de terrenos que el propio Consistorio llevó a cabo en favor de la Secretaria General de Estado de Seguridad para la construcción del polémico cuartel de la Guardia Civil. La sentencia, que es firme, otorga al Ayuntamiento ribero un plazo de diez días para hacer efectiva esta revisión que fue solicitada por primera vez en septiembre de 2014, por un grupo de vecinos de la localidad que consideraba que dicha cesión “no fue hecha según las normas y además fue en perjuicio de los intereses de Fitero”. Lejos de escuchar esta demanda que fue avalada por el Tribunal Administrativo de Navarra, el Ayuntamiento de Fitero, ya gobernado por el regionalista Raimundo Aguirre, optó por sumergirse en un enmarañado proceso judicial que, como ya alertaron los vecinos en su momento, ha acabado costándole a las arcas públicas alrededor de 21.000 euros en gastos y costas. Finalmente, la demanda vecinal tendrá que ser acatatada y el Consejo de Navarra revisará la cesión del terreno para analizar si hubo irregularidades en la cesión gratuita de un solar dotacional sobre el que, además de un cuartel de la Guardia Civil, se construyeron cinco viviendas, un extremo que, como sostienen los vecinos, es incompatible con el Plan Urbanístico Municipal.

MANIOBRA DE 2013
“Han tenido que pasar casi tres años y se han tenido que gastar más de 15.000 euros en costas para regresar al punto de partida: acceder a la revisión del acuerdo que los vecinos solicitaban en un principio. Una verdadera pérdida de tiempo y de recursos públicos si, como siempre ha afirmado UPN de Fitero, no hay irregularidades y el expediente está ‘impoluto’ y ‘bien hecho”, consideraron los demandantes citando los argumentos regionalistas para negarse a la revisión de la cesión de terrenos. Cabe recordar que esta operación, sellada entre el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz y el exalcalde de Fitero Pachi Yanguas, se oficializó en la sesión plenaria del 29 de noviembre de 2013, cuando UPN gobernaba en el Ayuntamiento en solitario, puesto que los once ediles del mismo eran regionalistas.

Tras varias peticiones de información sin respuesta en torno a esta maniobra, los vecinos recurrieron al TAN, que resolvió a su favor. “Solicitamos una revisión de oficio ante el acuerdo de cesión entre Ayuntamiento e Interior porque pensamos que se había prescindido totalmente de un procedimiento administrativo legalmente exigible, como es la modificación del Plan Municipal de Urbanismo, para poder desafectar la parcela dotacional que se cedió gratuitamente”, explicaron en su día los vecinos. En este sentido, su intención era solventar este asunto antes de la ejecución de las obras del cuartel, al observar irregularidades en la ejecución de cinco viviendas unifamiliares incluidas en las dependencias cuartelarias.

Sin embargo, el Ayuntamiento optó por recurrir, negando una y otra vez la posibilidad de que se revise el acuerdo plenario en el que se acordó declarar la alienabilidad y cesión gratuita de la parcela de 2.133 metros cuadrados de suelo urbano consolidado y de uso dotacional que, ubicada junto al polideportivo municipal, estaba destinada en origen para la construcción de un consultorio médico, un proyecto que se desechó al recortar el Gobierno de UPN la partida de 500.000 euros destinada a este fin. Ya en octubre de 2015, los demandantes apelaban al sentido común del equipo de gobierno pidiéndole que dejara de “marear la perdiz”, remitieran el expediente al Consejo de Navarra y evitaran el gasto económico que los sucesivos varapalos judiciales han terminado suponiendo hasta llegar a la sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

PLENO EXTRAORDINARIO
En cuanto a lo que resta tras la sentencia, dado el plazo de diez días que concede el TSJN, el Pleno del Ayuntamiento de Fitero deberá aprobar la primera solicitud de revisión presentada por los vecinos para que, posteriormente, ésta se haga efectiva por parte del Consejo de Navarra. Teniendo en cuenta que las sesiones plenarias tienen lugar en Fitero cada tres meses, el alcalde debería convocar un pleno extraordinario para cumplir con este trámite.

A partir de ahí, el Consejo de Navarra estudiará la cesión, ejerciendo su función de apreciar la legalidad y, en su caso, la constitucionalidad de los actos administrativos que le son sometidos a consulta.

COSTAS

21.000

EUROS. Son los que el Ayuntamiento de Fitero tendrá que pagar en concepto de costas judiciales por su empecinamiento en no facilitar el expediente de la cesión para su revisión. La interposición de recursos a las demandas ganadas por los vecinos son el motivo. Queda pendiente el asunto de la licencia de obras.

Comentarios