AMI se pronuncia sobre la llegada de la segunda fase del Canal de Navarra a Corella









Respecto al Manifiesto que la Comunidad de Regantes ha traído al Ayto. De Corella para su votación y en la que ensalza el anterior proyecto del Canal como algo imprescindible para la Ribera, y en la que exige al actual Gobierno de Navarra  su puesta en marcha con inmediatez. Desde AMI-CDE creemos que hay que hacer una serie de valoraciones al respecto, con la premisa fundamental de que para nuestra agrupación, la traída de agua de calidad tanto de boca como para riego es imprescindible para el margen derecho del Ebro, en concreto las cuencas del Alhama y Queiles, que son las que presenta más escasez y por tanto demanda de agua. Pero hay una serie de datos que hay que poner en conocimiento de la opinión pública y que la sociedad corellana y ribera debería saber.
La sociedad que gestiona el Canal de Navarra es CANASA, sociedad que por cierto está en quiebra técnica actualmente. Esta sociedad tiene una participación de un 60%  por el Gobierno de España y 40% corresponde al Gobierno de Navarra; lo que subyace de estas cifras es que no sólo es el Gobierno de Navarra el que empieza o termina una obra de esta magnitud, sino que tiene mucho que decir y financiar el gobierno de España

Los problemas de este proyecto se presentan en 2011, cuando se dio por terminada la Primera Fase.
Era el momento de anunciar el inicio de la 2ª fase, la que afecta a Corella y la Ribera. Sorpresivamente el 11 de Enero de 2012, CANASA anuncia la paralización de las obras por la falta de financiación en principio por parte del Estado (PP). Dos días más tarde personas próximas a UPN como el expresidente de la Junta de Bardenas, Jose Antonio Gayarre y representantes de agricultores se muestran críticos con el desarrollo de la 2ª fase por su coste y viabilidad.
 En lugar de acometer las obras de la 2ª fase, CANASA anuncia una Tercera Fase ( ampliación de la 1ª) que no estaba contemplada en el proyecto; es la que riega las Riberas del Arga y el Ega en Tierra Estella, que según testimonio de Lourdes Goicoechea, consejera de UPN, “son necesarias para dar estabilidad y sostenibilidad al proyecto,( o sea más llanamente buscar  clientes)  porque las cifras del proyecto en sus ingresos no son los que estaban previstos, y la 2ª Fase en el momento actual y la especial complejidad no es realizable, porque tanto técnica como económicamente no pueden llevarse a cabo”.
Por último Félix Bariain presidente de UAGN en el 2012 también pidieron explicaciones a Yolanda Barcina por la paralización de la 2ª fase y que por eso pedirían responsabilidades.
 Todas estas vicisitudes viene bien contarlas a raíz de la confusión que algunos medios y partidos lanzan al respecto.
 Desde AMI-CDE nos hacemos la siguiente pregunta principal ¿Por qué algunos Sindicatos de Riegos de la ribera y los partidos  PP-PSN-UPN no exigieron al anterior Gobierno Foral lo que exigen ahora a éste?
La única respuesta posible es por motivos políticos, meramente demagógicos, contra el actual Gobierno Foral y si no es así porque no se han quejado hasta ahora.
El Gobierno de Navarra actual ha anunciado, hace escasos días, las consultas con asociaciones de agricultores, de regantes de la Ribera etc., para decidir entre todos cual puede ser la mejor alternativa para la traída de aguas por tuberías (más factible y barato)  no a cielo abierto como hasta ahora; entre sus acciones tiene previstas reuniones con el sindicato de riegos de Corella.
 En AMI-CDE creemos que es lo correcto, ya que la información es lo primero de cara a que los agricultores riberos puedan actuar en consecuencia. Tienen que saber que en Corella se va a una altura de bombeo de una media de 63m y en Cintruénigo de 100m, que las bocas de riegos son para mínimo de 55 robos de tierra, que habría que hacer una concentración parcelaria muy importante, expropiaciones, estudio de costes diferentes, tanto de explotación-energía, agua- como de inversiones y subvenciones. etc.
A AMI-CDE nos parece acertada la actual postura del Gobierno de Navarra de diálogo con los sectores implicados, comunidades de regantes, mancomunidades de agua, Ayuntamientos etc.,
Abogamos por la modernización de los regadíos existentes para los cultivos tradicionales, con menor impacto económico y medioambiental. Defendemos también por que no se desdeñen otras alternativas como el Pantano del Val etc. porque desde nuestra agrupación, queremos un agua de boca y de riego de calidad para la Ribera, pero no a cualquier coste, sino bajo parámetros de viabilidad tanto técnica como económica y medio ambiental, que eviten endeudamientos imposibles para los agricultores ganaderos y demás demandantes.

En nuestra opinión, la propuesta de este manifiesto no es realista ni con la situación que se daba anteriormente, en el momento de su paralización, ni con la actual no asumiendo las posibles alternativas.




AMI-CDE: Asamblea Municipal de Izquierdas- Corella Decide- Erabaki 

Comentarios