Verdades y mentiras sobre la subida del recibo de la luz











La ola de frío que ha llegado a España ha hecho que se incremente el consumo de energía, con una particularidad respecto a otros años: los precios de la electricidad se han disparado. El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha llegado incluso a hacer un cálculo aproximado de cuánto puede incrementarse un recibo medio a lo largo de todo este año: 100 euros. Mientras, los consumidores exigen respuestas, alarmados por el hecho de que la subida disparada coincida con una época de mayor consumo. Éstas son algunas de las claves a tener en cuenta.

¿Por qué está subiendo el precio de la luz? Una parte del recibo, aproximadamente un 40%, depende de los precios del mercado mayorista de electricidad, es decir, al que acuden las propias compañías, cuya evolución se basa en las leyes de oferta y demanda. Durante los últimos meses, los precios de este mercado se han disparado por la coincidencia de determinados factores que han desatado una especie de tormenta perfecta. Otra parte del recibo es la regulada, la que depende del Gobierno a través de los denominados peajes. Para 2017, el Ejecutivo decidió congelarlos, con lo que apacigua en parte la subida energética.

¿La subida del recibo está causada por la ola de frío? Es evidente que una bajada de las temperaturas deriva en un incremento de la demanda y, por lo tanto, de los precios en el citado mercado mayorista. Sin embargo, no es ni mucho menos la única ni la principal causa. Una prueba es que los precios de la electricidad han subido de forma continua y acelerada durante los últimos meses, aún sin ola de frío. Otra, que los precios de la electricidad sufrieron un descenso notable durante el primer trimestre del año pasado (lo que también repercutió en el recibo), aunque las temperaturas también bajaron en aquellos meses.

¿Qué factores han provocado la subida? Uno de ellos ha sido la crisis nuclear en Francia. El país vecino, mucho más dependiente de la energía nuclear, ha visto cómo más de una decena de centrales han tenido que parar por motivos de seguridad. De esta forma, la demanda de energía proveniente de Francia, a través de la interconexión con España, se ha incrementado de forma notable, hasta el punto de que al cierre del pasado año la exportación de energía al país vecino superó a la importación.

Además, la climatología también ha contribuido de forma decisiva a la subida de la electricidad. Las escasas lluvias han hecho que la energía hidráulica, una de las más baratas de las que componen el pool, haya reducido su peso en él de forma notable. Algo similar ha sucedido con el viento. El peso de la energía nuclear en España es de por sí bajo y las circunstancias del mercado francés ha hecho que se haya reducido al mínimo la importación de este tipo de fuente.

Todo ello ha dado paso a que el pool se alimente con energías más caras, en especial los llamados ciclos combinados, cuyos precios se han elevado debido a las subidas en los mercados del gas y del petróleo.

¿Subirá el recibo una media de 100 euros al año? El ministro de Energía ha efectuado este cálculo tomando como base que los precios del mercado mayorista se mantengan en las cotas actuales, cerca de 80 megawatios/hora. Sin embargo, el sistema actual de fijación de precios hace que el precio de la electricidad varíe no sólo cada día sino cada hora. De esta forma, la subida total del recibo de la luz dependerá del comportamiento del mercado mayorista (toda vez que la parte regulada no variará en relación con el pasado año). Podría irse incluso bastante por encima de esos 100 euros o bien reducirse significativamente.

¿Continuará la tendencia alcista? Los mercados de futuros apuntan a que los precios del mercado mayorista proseguirán al alza al menos durante los próximos meses. Su comportamiento variará en función de las circunstancias climatológicas y externas anteriormente citadas.

¿Puede el Gobierno intervenir para evitar más subidas? La orden de peajes está aprobada y ha entrado en vigor para todo el año, con lo que el margen de actuación del Gobierno es bastante reducido. Como sucedió en la pasada legislatura, el Ejecutivo podría cambiar el sistema de fijación de precios. Por entonces, la polémica por las sospechas de irregularidades en el sistema de subastas hizo que se adoptara el actual.

Vía: Voz Pópuli

Comentarios