Gurelur presenta alegaciones al proyecto de la autovía A-15 prevista entre Ágreda y Tudela









Los paisajes y la naturaleza ribera son con diferencia los más degradados de toda Navarra. Industrias contaminantes que no quieren en ningún sitio, tendidos eléctricos, centrales eólicas, centrales solares, carreteras a malsava. Ahora para rematar un autovía que discurre por los sitios mejor conservados. Mucha culpa de lo que está ocurriendo es la desidia de la gente. Así nos va a los riberos.


Gurelur ha presentado alegaciones al Estudio de Impacto Ambiental de la autovía A-15, de Navarra, prevista entre Ágreda y Tudela, rechazando en las mismas el estudio presentado por su falta de rigor, ya que incumple muchos de los apartados que hay que desarrollar en un estudio de estas características, lo que hace que el mismo no cumpla por ejemplo con la Ley 21/2013 de evaluación ambiental. Los redactores del documento posiblemente no han trabajado lo suficiente en el terreno, o no han estado, ya que demuestran un desconocimiento preocupante de los valores ambientales actualmente existentes. Valga como ejemplo el que incluyan especies de distribución atlánticas como son el Coipú y el bambú japonés.

De los trabajos de campo realizados por los técnicos de Gurelur en las zonas por donde discurriría el proyecto de autovía, se desprende que las afecciones que se causarían en la zona afectada serían muy severas, tanto por la gran fragilidad de los ecosistemas, como por la importancia ambiental de las especies que viven en ellas, la mayor parte perteneciente al grupo de esteparias, y que tiene en estas zonas los últimos reductos en nuestra Comunidad.

Entre las especies que más preocupa a Gurelur que resulten afectadas por este proyecto está el sisón, ave esteparia en un claro peligro de desaparecer como reproductor en Navarra. Diversos estudios recogen que la especie está experimentando una dramática disminución de sus poblaciones y por tanto si se quiere revertir esta situación se deben tomar medidas urgentes para mantener o mejorar el hábitat y que para detener su disminución se deben designar áreas protegidas para evitar el desarrollo de actuaciones que puedan modificar o fragmentar el hábitat, como por ejemplo autopistas y carreteras.


Los paisajes en claro peligro de desaparición

En referencia a las afecciones a la fauna protegida, que se producirían en el caso de mantener el trazado elegido para la autovía, los redactores del Estudio no han tenido en cuenta la existencia del vertedero del Culebrete, a pesar de que el mismoes frecuentado por numerosas especies catalogadas, se tiene registro de más de 80 especies de aves y algunas de ellas acuden en gran número, como el pasado 17 de diciembre en el que se contabilizaron unas 4000 gaviotas reidoras. El no haber tenido en cuenta esta infraestructura en el proyecto sometido a exposición pública y la aparente falta de realización de un estudio de campo, ha llevado a que vuelva a ser el inventario faunístico deficiente, dado que existen otras especies que hacen uso de este vertedero.

La presencia de estas aves a tan escasos metros de la autovía, puede provocar durante su aproximación o su salida del vertedero atropellos de éstas por parte de los usuarios de la autovía, o incluso, dependiendo del tamaño del ave atropellada, existe la posibilidad de que se produzca algún accidente de tráfico.

Para evitar que la autovía discurra por zona de regadíos emplazan el recorrido a las laderas situadas en Monte Alto, debiéndose realizar para ello grandes desmontes para el encaje de la carretera proyectada y el resto de elementos que la conforman, como caminos de servicio, cunetas, bermas, drenajes, etc. El regadío actualmente existente es de escasa rentabilidad ya que se trata de agua elevada, en el caso de regadío intensivo, o con un solo riego anual, en el caso del regadío extensivo.

En resumen, Gurelur ha solicitado que el proyecto no sea autorizado por el severo impacto paisajístico que causaría, por el crítico impacto que causaría sobre la fauna, por falta de claridad del mismo, y por las graves carencias contenidas en el EsIA que han subestimado el impacto global de la autovía, entendemos que de forma interesada.

Comentarios