Izquierda-Ezkerra Tudela explica su posición sobre El Culebrete








Izquierda-Ezkerra ha publicado el siguiente comunicado en su página de Facebook: 

Izquierda-Ezkerra lleva muchos años defendiendo y reclamando una mejor gestión de las acciones medioambientales en Navarra. Ante la polémica surgida por la traída de los residuos de Guipúzcoa no íbamos a hacerlo de otra manera. Esta es nuestra postura:

Introducción:

En los últimos meses se han ido publicando diversas informaciones sobre la gestión de residuos en la planta del Culebrete. En Izquierda-Ezkerra creemos que los grupos políticos tenemos una responsabilidad evidente a la hora de tomar decisiones con solvencia, no nos gusta pronunciarnos sin rigor ni a bote pronto. Durante varias semanas hemos mantenido un debate extenso en el seno de la coalición, que culminó con una asamblea decisoria el pasado 7 de diciembre.
Y la decisión, tomada por unanimidad, es la de votar no a la traída de residuos urbanos de Guipúzcoa a la planta del Culebrete.
Momento:
Como ya indicamos en la RP que convocamos el pasado 28 de noviembre, nuestra postura, por responsabilidad, no iba a ser expuesta hasta que contásemos con los informes técnicos de GN, con el análisis pormenorizado tanto del borrador de convenio con GHK como del borrador de contrato con FCC, así como con el debido debate dentro del seno de I-E.
Hoy, y no antes, contamos con todos esos elementos y por ello exponemos nuestra negativa a la operación planteada.
Somos una coalición con una larga tradición ecologista, que hemos hecho de este tema uno de los asuntos más importantes de nuestra práctica política y hemos sido claves en otras protestas y movilizaciones que se han convocado en la Ribera a favor del medio ambiente.

La Operación de pre-tratamiento:

Como ya se ha explicado en diferentes foros, la basura de Guipúzcoa, solo se pretratará en la planta del Culebrete, sin entrar en la planta de biometanización y sin quedarse nada de basura en el vertedero para enterrar. Técnica y normativamente, los técnicos del Gobierno de Navarra han planteado las condiciones en que esta operación ha de realizarse; sin embargo, entendemos que más allá de lo puramente técnico y legal, hay un debate de fondo que es el que nos lleva a votar en contra de este preacuerdo.

Posición de IE:

Vaya por delante nuestra comprensión y solidaridad con Guipúzcoa, siendo conscientes de que tienen un serio problema con la gestión de sus residuos, pero entendemos que ha habido una falta de planificación de la que no podemos ser paganos en la Ribera.
Si bien podemos entender que esta operación no afecta al PIGRN (Plan Integrado de Gestión de Residuos de Navarra), sí pensamos que no encaja en la filosofía del mismo. El PIGRN recoge entre sus objetivos la economía circular y el cambio climático, la prevención, la recogida y separación selectiva, la optimización de la eliminación, etc. Entendemos que una correcta gestión de los residuos no es aquella que transporta residuos de una zona a otra muy alejada, para luego solo pretratarlos y llevar la fracción orgánica y el resto a enterrar a otra tercera zona. El principio de cercanía en la gestión de residuos debe ser fundamental y la basura generada debe tratarse en un punto lo más cercano posible a su lugar de origen.
Por otro lado, entendemos que tampoco encaja esta operación en la filosofía del Plan Energético de Navarra que está en desarrollo, porque aumentar el trasiego de vehículos pesados para transportar basuras de zonas muy alejadas, aumenta la contaminación atmosférica en una zona que es ya de por sí, la que peor calidad del aire tiene en toda Navarra.

Es por ello que IE se opone a la operación planteada en cuanto que no encaja dentro de nuestro modelo de gestión de residuos y porque creemos que la prioridad en estos momentos en la Mancomunidad, debe ser profundizar en la mejora de las instalaciones y gestión del Culebrete antes de incorporar más actividad al conjunto de las instalaciones.
La situación en la que se encontraba la Mancomunidad a la entrada de la nueva Asamblea, era muy negativa; en un año, la presidencia de la Mancomunidad ha hecho un gran esfuerzo y ha trabajado intensamente en mejorar la situación, cosa que valoramos y agradecemos. La planta de tratamiento tenía pendiente una sanción administrativa de elevada cantidad; uno de los puntos más importantes que la planta incumplía era el pendiente sellado del vertedero, que debió acometerse a partir de 2008. Este año, se ha trabajado intensamente en conseguir sacar el pliego, adjudicarlo y empezar las obras, insistimos, algo que debió acometerse en 2008.
La planta del Culebrete ha mejorado por tanto en este último año la pésima situación en la que la dejó la gestión anterior de UPN (escasísimo porcentaje de reciclado, compost no apto para su uso, baja producción energética, planta depuradora fuera de uso, sellado del vertedero sin acometer, etc.), pero reiteramos que, antes de embarcarse en nuevos retos, deben acometerse las mejoras que la planta necesita.

Valoración de diferentes posiciones:

Igualmente queríamos aprovechar este momento para valorar algunas afirmaciones o posiciones públicas aparecidas en las últimas semanas respecto a todo este tema.
Nos parece de una hipocresía excesiva las críticas vertidas por UPN a IE. Como decíamos antes, UPN es el máximo responsable de las deficiencias que tiene la Mancomunidad y el Culebrete, particularmente UPN dejó una planta con sanciones e inversiones pendientes, y, sobre todo, concebida para gestionar basuras de fuera de la Ribera, (de hecho, hoy ya el 60% viene de fuera de la Ribera). En el Culebrete, durante los años de gestión de UPN, tanto en GN como en la Mancomunidad, ya se han tratado y enterrado basuras de Aragón, de la Rioja y de Guipúzcoa, por ejemplo.
Y ahora tenemos el reto de cambiar las nefastas dinámicas que dejaron allí, para poder convertir la institución en lo que llevamos años anhelando.
Igualmente queremos valorar algunas otras posiciones que, entorno a este debate de la operación con GHK, han incurrido en errores o falsedades para deslegitimar la operación planteada. Consideramos necesario que, en temas de esta trascendencia y sensibilidad social, los grupos políticos expongan posiciones solventes, sin medias verdades o sin hacer comparaciones con operaciones que fueron detenidas en esta tierra en el pasado.

Propuestas:
Para ir finalizando, nos gustaría indicar algunas de las cuestiones que nos parecen de mayor importancia en este momento para la planta del Culebrete y que entendemos, serían la continuación adecuada del trabajo desarrollado en los últimos meses:
-Realización de auditorías externas, ambiental, económica y de cumplimiento del pliego de la planta de tratamiento para identificar situación actual y áreas de mejora inminentes.
-Plan para alinear la propia gestión de la planta con los planteamientos del nuevo PIGRN (trazabilidad, mejora de % de producto recuperado, 5º contenedor, campañas de concienciación, etc.).
-Implementación de sistemas externos de seguimiento y control del producto que entra en planta y el que sale.
-Cambios en la estructura de la propia Mancomunidad que ayuden a un mejor seguimiento y control de los servicios que presta la propia institución, liderados por la propia presidencia y que profundicen en la transparencia y rendición de cuentas a los ayuntamientos mancomunados.

Para concluir sí queremos indicar que consideramos necesario que este debate se mantenga en el seno de la Asamblea de la propia Mancomunidad, órgano que entendemos es el de máxima representatividad de la Institución y en el que han de tomarse las decisiones estratégicas de la misma.

Comentarios