Los vecinos del Casco Antiguo de Tudela se reafirman en el sí a la peatonalización





“Todo proceso de peatonalización exige también un esfuerzo de implicación ciudadana y de los principales colectivos del barrio (asociaciones, comerciantes, gremios... para conseguir un frente común que ponga en valor los beneficios a corto o medio plazo”. Con este llamamiento a la “colaboración de todos para minimizar los problemas que pudieran ocasionarse”, la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo de Tudela se ha reafirmado en su sí a favor de la peatonalización que, en el último mes, ha sido rechazada por el PP de la capital ribera.

Ante esta ruptura del consenso logrado en la última reunión con los implicados, en la que el equipo de gobierno se comprometió a limar las casuísticas desfavorables, los vecinos esgrimieron nuevas razones para esta medida urbanística. “La zona peatonal -defendieron- es un espacio público en un entorno de convivencia social, donde los servicios y actividades se distribuyen de forma eficaz y eficiente para satisfacer las necesidades del conjunto de ciudadanos”. Tras recordar que “la peatonalización de los centros históricos es una medida que paulatinamente se ha implantado en todas las ciudades del mundo”, los vecinos reconocieron los “futuros conflictos” que podrá generar: indisciplina de estacionamiento, tráfico no autorizado, paso de motocicletas, carga y descarga, residentes, molestias por el incremento de ocio nocturno... Ante estos inconvenientes, desde la asociación propusieron nuevas estrategias, como la introducción del autobús urbano o la implantación de nuevos establecimientos y consolidación de los ya existentes.

“Aunque los comerciantes se muestran reacios en un principio, a posteriori podrán comprobar que sus ventas no se ven perjudicadas sino que sucede precisamente lo contrario”. Por ello, además de aportar beneficios medioambientales y “un uso más humano de la vía pública”, concluyeron que “las ventajas son muy superiores a las desventajas”.

POR HACER En el marco de su defensa de la peatonalización, la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo apuntó que la limitación del tráfico en la zona es solo una de las medidas necesarias para la revitalización completa de una zona que “se ha dejado morir en los últimos años”. En esta línea, recordaron que es necesario rehabilitar edificios, mejorar los solares, fomentar la convivencia, desarrollar el potencial turístico del Casco y una partida anual específica para el barrio.

ESCOLARES

Autonomía perdida. Los vecinos recuerdan que el 70% de los alumnos de Primaria no van nunca solos al colegio, un dato que contradice al Plan de fomento de caminos escolares seguros, que propician la autonomía de los pequeños (ahora coartada).

EMISIONES

100

Kilos de CO2 al año se emiten en un trayecto, de ida y vuelta al colegio, de dos kilómetros en coche.

Comentarios