El espejo en el que hay que mirar: los productos agrícolas más cotizados y con más futuro





LOS ESPEJOS QUE HAY QUE MIRAR, SON LOS PRODUCTOS AGRÍCOLAS MÁS COTIZADOS Y CON FUTURO.

Es posible que las cosas empiecen a ir razonablemente mejor en el futuro próximo , porque el empleo se recupera muy lentamente, pero aun así en el sector agrícola no se puede bajar la guardia y menos aún tirar cohetes, falta la creación de pequeñas empresas y de proyectos con crecimiento rentable a corto plazo.

Un ejemplo la colza empezó como un cultivo alternativo con un enfoque eminentemente de secano, pero una de las razones de su desarrollo estos últimos años ha sido el éxito de su rentabilidad en regadío. Es especialmente en esos regadíos, que por diversos motivos presentan unos altos costes de utilización, donde la colza expresa un óptimo rendimiento y una gran rentabilidad frente a otros cultivos más exigentes.
Es en esos terrenos  en los que, con un riego de nascencia, te garantizas prácticamente la implantación temprana del cultivo, la clave para la posterior consecución de un buen rendimiento. "Una parcela de regadío, correctamente implantada en época y forma, con dos o tres riegos, a poco que venga bien el año, se puede hablar de una producción que puede oscilar entre los 3.500 y 5.500 Kg /Ha", así lo cuentan los responsables de Marketing de las empresas pioneras en la introducción de la colza. Otro de los secretos de su expansión es el gran avance genético que se ha producido en esta oleaginosa, sobre todo con el desarrollo de los híbridos. La colza era un cultivo muy sensible al frío , pero gracias a la mejora genética y la llegada de híbridos tolerantes se han reducido estos condicionantes, facilitando significativamente el manejo del cultivo. Estos dos factores más su interesante precio han disparado su demanda. "Los precios de la colza en los últimos 10 años se han mantenido siempre por encima de los 300 euros tonelada y en los últimos cinco; incluso se ha superado ampliamente esa cifra.

Los más codiciados por su precio de venta son tres los productos más envidiados: la almendra, el azafrán y el pistacho, según el técnico de Asaja. El sector de la almendra vive uno de sus mejores momentos. Los precios están en unos niveles muy altos. Un kilo de pepita cotiza ahora a 9 euros, mientras que hace un año estaba a 7 euros y en 2013 a 3 euros. El descenso de la producción de un 5% por la sequía que ha afectado a EE.UU, primer productor mundial, y las necesidades de consumo de almendra tanto para repostería, como el furor por la leche de almendra, han disparado el precio. "Sólo en Corea del Sur, sus 50 millones de habitantes consumen 900 gramos por habitante".

En España se plantan unas 540.000 hectáreas de almendro en 21 provincias, tradicionalmente del arco mediterráneo, aunque ahora, gracias a que se han sacado nuevas variedades que soportan mejor el frío, su cultivo se está extendiendo espoleado por esta nueva posibilidad y por el precio. Un ejemplo de ello son los avances en Comunidades como Andalucía o Castilla-La Mancha, donde se está imponiendo como alternativa al viñedo. Y, entrando en la concurrencia, "La demanda es tal que los viveros están desbordados, porque no tienen suficiente planta para satisfacer las necesidades actuales",

El azafrán es otro de los cultivos que se está recuperando. Muy tradicional y concentrado en la Comunidad de Castilla-La Mancha, donde se produce el 97%, gran parte de este sector se perdió durante el boom de la construcción, según explica la presidenta de Asaja Toledo.
La asociación de productores de Azafrán de Villafranca intenta revalorizarlo y devolverle al sitio que le corresponde. "El problema es que la recuperación es lenta. Hacen falta bulbos y se necesitan que pasen entre 3 y 4 años en la tierra. Dependiendo de la calidad, estos bulbos pueden valer entre 6 ó 7 euros".

El pistacho es otro de los cultivos con mayor crecimiento anual de hectáreas de nuestro país. El año pasado se plantaron unas 3.000 hectáreas en España -el 80% en Castilla-La Mancha- y para la próxima campaña se prevé que la cifra aumente a 5.000. Hay varias razones para esta expansión, pero una es que el agricultor ha perdido miedo a lo nuevo. "Muchas de las plantaciones que se hicieron por los pioneros hace años están en plena producción, y el agricultor, principalmente de mentalidad conservadora, ve que se desarrolla bien, se obtiene una buena producción y el precio va en aumento, arrastrando así a los que lo veían con incertidumbre".
El precio medio ronda los seis euros, pero en Italia se paga por el kilo a granel unos 9 euros porque gran parte de la producción se destina al helado. Las expectativas para este cultivo son cada vez mayores, porque hay muy pocos países que lo producen y la demanda cada vez es mayor, ya que el poder adquisitivo de la población va en aumento. "La demanda de pistacho a pesar de las nuevas hectáreas está lejos de ser satisfecha. El precio va en aumento y es más estable que el de otros cultivos también en auge como la almendra"

Frutos rojos Dentro del potente sector de las frutas y hortalizas de nuestro país, primer exportador del mundo con más de 15.000 millones de euros, avanzan los frutos rojos, especialmente los arándanos, frambuesas o moras, que van ganando terreno a la fresa. Sus propiedades antioxidantes para combatir el envejecimiento han disparado la demanda de los consumidores a golpe de recomendaciones nutricionistas.

Los últimos datos apuntan a que las ventas de estos frutos en mercados extranjeros entre diciembre y abril de este año crecieron un 16% en comparación con el período anterior, superando en valor más de 300 millones de euros. Nuestro amigo el francés Vigilio Lopez, de ALEX, buscaba la provisión de cientos de toneladas para ultracongelar y su envió a Siberia, donde hay gran demanda por necesidades nutricionales vitamínicas, siendo imperiosa y creciente la necesidad  con un futuro cada vez de mayor demanda.

Olivar y viñedo: A pesar del avance de cultivos alternativos como el almendro, la superficie de olivar mantiene su fortaleza y el pasado año registró un crecimiento del 0,45%, según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos (Esyrce,) gracias a su paulatina introducción en comunidades del norte peninsular como Castilla y León o La Rioja. Nuestro país es el principal productor mundial de aceite y lidera el primer puesto en número de hectáreas, con 2,6 millones.

El viñedo también sigue siendo una de las principales apuestas por parte de nuestros agricultores. En España, primer país productor del mundo, con una superficie plantada que supera el millón de hectáreas, la pujanza de las denominaciones de origen  está poblando el paisaje rural de vides y bodegas. La evolución de este cultivo depende del sistema de autorizaciones, pero su contribución a la riqueza y empleo es cada vez más evidente, por el buen trabajo y la calidad de los productos resultantes.

Es una verdadera lástima que se hallan extirpado cepas y no haber sabido aprovechar el fruto en otros productos a parte del vino y sus derivados. La sugerencia es, desde luego la investigación y desarrollo. Un ejemplo sencillo es entender que  el zumo de la uva, sin ninguna duda, es un cien por cien zumo de fruta natural, en la actualidad se venden zumos de fuera hechos a base de concentrados (importados la mayoría de Brasil) azúcares y agua. ¿ Porque no convertir el zumo de la uva en zumos de frutas cien por cien naturales y sin azúcares añadidos?  FRUTA 100%' NATURAL Y VEDADERO, rico en vitaminas y antioxidantes. Está claro que falta investigación y desarrollo. Siempre parece que el campo es lo último.

Desde luego queda mucho camino para andar y mucho margen para crear trabajo y progreso que saldría de nuestros campos. Como siempre no lo suficientemente desarrollados y con una falta de ideas que es evidente.

A. Cerviño

Comentarios