Navarra y Euskadi firman un acuerdo en materia de seguridad pública






Este es el segundo protocolo que suscriben ambos gobiernos en el ámbito de la seguridad pública, en esta ocasión para compartir información, experiencias, planes y programas formativos entre la Escuela de Seguridad y Emergencias de Nafarroa y la Academia de Policía y Emergencias de Arkaute.

Con ello se «redundará en los derechos y libertades de la ciudadanía», ha dicho tras la firma del convenio la consejera Beaumont, quien ha destacado además que por esta vía se logra una interacción para mejorar la eficiencia y la racionalización de recursos.

Por su parte, la consejera de la CAV ha destacado que «la seguridad pública no tiene límites ni barreras geográficas cuando se trata de atender situaciones de urgencia, de necesidad o de requerimientos imperiosos» y por ello, ha precisado, esta colaboración responde al «interés común de nuestras comunidades y de nuestras ciudadanías con el fin de optimizar tiempos y recursos».

En este sentido, el convenio persigue que la Escuela navarra y la Academia de Lakua, encargadas de la formación de personas que atienden servicios destinados a procurar la seguridad pública, promuevan la colaboración en la formación de sus respectivos equipos, de tal manera que la «cooperación y coordinación» de ambos centros permita «sumar esfuerzos en la consecución de los objetivos comunes y haga posible el reconocimiento recíproco de las tareas desarrolladas».

El protocolo abarca a estos efectos a los miembros y aspirantes de la Policía Foral, Ertzaintza, policías locales, servicios de extinción de incendios y salvamento o protección civil, y a cualquier otro personal que esté integrado en los sistemas de seguridad pública.

El acuerdo determina que la Escuela y la Academia podrán colaborar en el diseño de planes de estudio y programas de cursos, y además se informarán mutuamente del respectivo plan anual de actividades para que ambas puedan beneficiarse para una mayor eficacia en sus funciones y una económica en los medios humanos y materiales.

Prevé además que cada uno de los dos centros pueda incorporar a su plan anual de actividades los cursos del otro, solicitar la reserva de determinado número de plazas, y compartir módulos formativos en cursos de ingreso, promoción, especialización o actualización.

La colaboración se extenderá igualmente al personal docente, de manera que ambas instituciones se auxiliarán mutuamente para la realización de cursos, jornadas, seminarios o cualquier otra actividad formativa, y facilitarán también mediante convalidaciones totales o parciales el reconocimiento mutuo de sus actividades.

Por último, el acuerdo apunta que tanto la Escuela de Seguridad de Nafarroa como la Academia de Arkaute permitirán el acceso a sus bibliotecas, centros de documentación y servicios similares al personal de seguridad pública de ambas en iguales condiciones.

Según ha comentado Beltrán de Heredia, este año ya ha habido en la Academia de Arkaute 30 personas con cometidos en el campo de la seguridad pública de Nafarroa en cursos sobre islamismo radical, análisis estadístico de datos delicuenciales, tratamiento de fuentes humanas de información o técnicas de seguimiento y contravigilancia, mientras que agentes de la Ertzaintza han participado en otros módulos de formación impartidos por la Escuela de Seguridad de Nafarroa.

Vía: Naiz 

Comentarios