Siete argumentos que demuestran la marginación de La Ribera dentro de Navarra







La Ribera sigue siendo una de las zonas más deprimidas de Navarra, en parte por la desidia de las políticas que se ejecutan desde Pamplona hacia el sur de la Comunidad Foral. Hasta siete indicadores demuestran que Tudela y su comarca vive un Estado del Bienestar más parecido al de La Rioja, con todos los respetos para nuestros vecinos, que al del norte del Estado.

1- El peor gran hospital de Navarra 

Un informe de la OCDE demostraba que mientras los expertos calificaban con un nueve dos de los Hospitales de Pamplona, el Reina Sofía roza un siete sobre diez. Esto unido a los problemas de Urgencias y al desmantelamiento que ha sufrido el Reina Sofía por los últimos Gobiernos de UPN convierten al Hospital ribero en un servicio público con un futuro bastante sombrío si el Gobierno del cambio no lo evita.

2- Pobreza 

La pobreza afecta brutalmente a algunas localidades de La Ribera como Cintruénigo y Corella, que encabezan el ranking navarro ya que esta lacra afecta a casi el 40% de su población. ¿Para cuándo ejecutará el Gobierno del cambio "la discriminación positiva" que anunciaron algunos de sus miembros (el portavoz de I-E sin ir más lejos)?

3- Desigualdad 

La fractura entre "las dos Navarras" se evidenció hace unos meses, cuando el Instituo Navarro de Estadística demostró que las rentas familiares más altas se encuentran en la capital y las más bajas en La Ribera.

4- El paro 

Un estudio de CCOO demostró a principios de año que Navarra se encuentra fracturada por graves desequilibrios territoriales, ya que La Ribera de Navarra lidera la lista con más tasa de paro con casi ocho puntos por encima de la Cuenca de Pamplona.

5- Inversiones 

"La Ribera está estancada después de 20 años de gobiernos de UPN, PSN y PPN en los que han hablado mucho de La Ribera y no han favorecido nada. Ahora pretenden que el nuevo Gobierno, que no lleva ni 10 meses, solucione todos y cada uno de los problemas que ha creado en este tiempo o no ha sabido solucionar". Estas palabras del portavoz parlamentario de Geroa Bai Koldo Martínez han sido puestas sobre el tapete en los últimos años, ya que el mito de que UPN mimaba a La Ribera se demostró falso. Y en lo que se invirtió; el ridículo TAV, la megalómana segunda fase del Canal de Navarra (que no cubría toda La Ribera) o la chapuza de Sendaviva (donde se protegió con dinero público a los inversores privados), no bastaron para evitar la debacle ribera.

6- El maldito peaje 

La CUP de Tudela exigió el pasado enero que la AP-15 pasara a ser gratuita parque es un "agravio comparativo" ya que la Ribera ya sufre "una centralidad discriminatoria". Y añadían: "Todas esas carencias en la Ribera se implementan, en gran medida, por la penalización añadida de pagar por el uso de la vía más rápida y más segura entre Pamplona y la Ribera, la AP-15". 

7- Cultura 

La persecución cultural de la derecha navarra ha conllevado que gran parte de la población ribera advierte la cultura vasca, que debiera serle propia, como ajena. Esta batalla la han logrado prohibiendo el euskera, zonificando Navarra como si esto fuesen los Balcanes, denegando licencias a medios de comunicación que utilizaban nuestro idioma y persiguiendo las Ikastolas hasta asfixiarlas económicamente. Buena labor. ¡Chapeau!


Comentarios