Abucheos, descalificaciones y mucha tensión. Esto es lo que sembraron ciertos elementos derechistas en la mañana de ayer en Tudela en su afán por monopolizar el dolor que causó el terrorismo de ETA , que cerró su actividad armada tras una negociación del Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero que se llevó a cabo mientras UPN aseguraba que el PSOE le iba a entregar Navarra a la banda terrorista.

La líder de Juventudes de UPN, Laura Casanova, que en el pasado acusó a Pedro Sánchez y María Chivite de tener "las manos llenas de sangre", criticó el hecho de que la presidenta de Navarra acudiese al acto de ayer: "Es una actitud súper hipócrita venir a un acto en contra del terrorismo cuando luego estás pactando con los que han estado a su lado toda la vida. Me parece bochornoso, no me he sumado a la pitada por respeto pero ganas no me han faltado". 

El alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, por su parte se enorgullecía por "recordarle a la presidenta su estrecho vínculo con esta gente en días como hoy" y señalaba en su discurso que "la dignidad de las víctimas es más valiosa que mil sillones y un palacio". 

Es decir, UPN quiere volver a gobernar, los votos no le dan y pretenden que el PSN-PSOE le vuelva a regalar el poder. La intención de los regionalistas es que María Chivite imponga un cordón sanitario a EH Bildu a pesar de que ETA anunció hace una década su cese de la actividad armada. 

La presidenta de Navarra por ahora hace caso omiso a la campaña de Navarra Suma y este domingo en una entrevista concedida a Diario de Noticias asegura que este modelo de gobierno "ha venido para quedarse".

Enfado de Ángel Sanz

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Tudela, Ángel Sanz, mostró ayer el enfado del PSN-PSOE por la intentona de algunas personas de incomodar a María Chivite en un acto contra el terrorismo que en vez de unir, desunió. 

Sanz se explicó: "Defiendo, como siempre lo he hecho, el derecho legitimo y necesario a que cada cual pueda expresar sus críticas. Hoy Tudela debía haber estado  unida, olvidándose de la confrontación política porque a todos nos une, la repulsa y condena de ETA". 

El concejal afirmó que la actitud de Alejandro Toquero fue "de vergüenza, torticera, al igual que la 'maestra' de ceremonias que ha demostrado no tener ni idea de protocolo incluso se salta una ley Foral. Pero lo que más me indigna es lo que habrá sentido  la asociación de víctimas del terrorismo cuando el alcalde en su afán de protagonismo ha sido el único que ha inaugurado el monumento sin invitarles a sumarse al correr la cortina. Penoso". 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours