El polémico acto protagonizado ayer por Alejandro Toquero sigue provocando reacciones. El alcalde de Tudela, que aprovechó la inauguración de una escultura en recuerdo de las víctimas de ETA para arremeter contra María Chivite por pactar con EH Bildu, está siendo objeto de numerosas críticas. 

Una de las más vehementes lleva la firma de Ramón Alzórriz, que asegura que "lo vivido el sábado en Tudela es indigno. Es indigno que algunos representantes públicos se apropien y abusen de la palabra 'víctima'. Es vergonzoso que se utilice con fines políticos el dolor, la desesperación, el recuerdo y la lucha de las familias pidiendo verdad, memoria, justicia y reparación por el asesinato de sus personas queridas, víctimas de la banda terrorista ETA". 

El secretario de Organización del PSN-PSOE afirma que "no se olvida fácil la angustia de los años negros del terrorismo, el sonido sordo de las explosiones y las voces de miles de personas gritando 'basta ya' a quienes tenían por corazón una pistola". 

Dolor

Alzórriz asegura sentir "dolor" al escuchar "palabras que intentan volver a quebrantar la unidad de España y de nuestra tierra, Navarra. Es denigrante que alguien tenga la indecencia de pretender humillar a quienes un día tuvieron que ser escoltados por ser blanco de la banda terrorista de ETA. La familia socialista hemos tenido que despedir a demasiados compañeros, doce personas a las que entre 1979 y 2008 arrebataron la vida terroristas desalmados". 

El parlamentario dice en Diario de Noticias que "los socialistas entendemos y compartimos la necesidad del diálogo, la discusión y la discrepancia en el debate político pero nunca defenderemos la utilización política como fórmula de confrontación".


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours