De nuevo, el autoritarismo y la manipulación del alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, van en detrimento del trabajo de importantes colectivos y profesionales de la ciudad por lo que desde Izquierda-Ezkerra nos preguntamos, ¿hasta dónde es capaz de llegar el alcalde de Tudela con su autoritarismo, manipulación de los hechos y su falta de autocrítica? 

Tenemos claros ejemplos como la dimisión de la Junta de Protección Civil por la falta de diálogo y por no ver reconocido su trabajo, la renuncia a seguir con los talleres arqueológicos de San Nicolás afirmando que ya no tienen interés, aun viendo cómo se han recogido más de 1.000 firmas para que se pueda continuar y lo último ha sido no permitir que la Biblioteca Municipal de Tudela se inscribiera al Concurso María Moliner, cuyos premios por la organización de sus actividades podrían otorgarle más de 10.000 €, aludiendo que no tuvo tiempo para firmar la propuesta. 

Seamos claros y objetivos: es cierto que la documentación (un dossier de menos de 10 páginas) lo recibió el 7 de julio y la firma era necesaria al día siguiente, pero si ya había tenido tiempo para censurar una de las actividades del dossier previamente, también tuvo tiempo para leerlo, realizar varias preguntas y decir que había "cosas que le chirriaban" y lo más importante, la concejalía de Cultura estaba al corriente de todas ellas y no había mostrado ningún reparo, ¿por qué no pudo firmar y autorizar a la Biblioteca a participar en un concurso en el que ya había participado otros años? 

No queramos engañar a la opinión pública, en el ayuntamiento y en otras administraciones es habitual que haya acciones que se deben firmar o enviar el mismo día pero no por ello un alcalde debe justificarse diciendo que "se me pasó con menos de un día de antelación" o "no estaba en el Ayuntamiento al día siguiente", ya que si se confiara en la profesionalidad del equipo técnico de la Biblioteca Pública de Tudela o no se ninguneara la opinión de la concejalía de Cultura quien estaba al corriente desde hacía tiempo, el alcalde podría haber firmado perfectamente ese documento antes de acudir al Museo Muñoz Sola para la presentación de la Exposición de Rafael de Leal o justo antes de la foto con el alcalde de Murchante en la puerta del Ayuntamiento del mismo día, pero claro: "había cosas que le chirriaban". 

En definitiva, otro golpe de autoritarismo de Alejandro Toquero y Na+ que demuestra de nuevo su incompetencia para consensuar y su nula capacidad para gobernar para todos y todas. Además de la gravedad que supone censurar actividades artísticas según las filias y fobias personales del alcalde.

Olga Risueño es portavoz de Izquierda-Ezkerra en el Ayuntamiento de Tudela. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours