ELA ha mostrado su desacuerdo con el anteproyecto de 'ley de Cambio Climático' de Navarra porque no cree que este texto "sea suficiente para hacer frente al cambio climático y llevar a cabo la transición ecológica que la sociedad y el planeta necesitan, ni mucho menos". 

El sindicato recuerda que el cambio climático se debe principalmente a los gases de efecto invernadero (GEI), por lo que será imprescindible reducir las emisiones de GEI para frenar el cambio climático. Consciente de ello, la Unión Europea obligará a los Estados miembros a realizar reducciones profundas de sus emisiones en todas sus estrategias de cambio climático: reducir un 55% las emisiones para 2030 y ser neutros en las emisiones para 2050. Y aunque parecen objetivos estrictos, son menos de lo que exige la evidencia científica. Aún sabiendo todo esto, según ELA, "el Gobierno de Navarra no cumple con el nivel de exigencia de la UE en su Ley de Cambio Climático y fija objetivos menos ambiciosos: reducir un 45% para 2030 y un 80% para 2050. Y además sin ninguna medida concreta. Inaceptable". 

También aseguran que "la transición energética también debe ser asumida por esta ley. El anteproyecto propone abastecer el 50% del consumo energético con renovables (en 2018 era del 23%). No menciona objetivos y medidas en materia de generación de energía mediante renovables, reducción del consumo y reducción del uso de energías fósiles. Los 3 ejes principales de la transición deben ser la reducción del consumo, un sistema basado en las renovables y la electrificación. Esta ley no mejorará la situación". 

Y añaden que "la movilidad debe tener un peso importante en las políticas para frenar el cambio climático, ya que la mayor parte del transporte de personas y mercancías se basa en la energía fósil. En esta área se hace referencia a la electrificación en diversos medios de transporte de titularidad pública (autobuses y vehículos de servicios), pero no se hace referencia a qué se quiere hacer con los vehículos privados. Además, es muy importante reducir la movilidad y potenciar los medios de transporte colectivos, como la red ferroviaria de cercanías, pero no se tomarán medidas al respecto. Dado que el transporte es un sector con muchas emisiones de GEI, esta ley debería poner el acento ello y no propone ningún objetivo ni medida". 

ELA acusa a Gobierno de Navarra de 'greenwashing' (lavado en verde) y asegura que la principal carencia del anteproyecto de ley se encuentra en la "falta de referencia al sector industrial. Algunas actividades industriales son contaminantes y deberían adoptarse medidas para la transformación del sector dentro de cualquier política pública de lucha contra el cambio climático, ya que es la actividad que más GEI emite junto con el transporte y la generación de energía". 


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours