El PSN-PSOE ha salido al paso del intento de Alejandro Toquero de 'apuntarse un tanto' con el regreso del Ayuntamiento de Murchante al Consorcio Eder, tal y como adelantó en primicia e-Ribera.com esta misma semana. 

El presidente del Consorcio Eder, Alejandro Toquero, aseguró hace unos días que "los hechos demuestran el valor de nuestras acciones. Y aquellos que han intentado desvirtuar el trabajo del Consorcio" y han querido "romper el proyecto de Eder, se ven una vez más retratados". 

El alcalde tudelano, acusado el pasado año por PSN-PSOE, Izquierda-Ezkerra y otras quince formaciones riberas de querer convertir al Consorcio Eder "en un apéndice de Navarra Suma", parece querer ahora desquitarse. 

El PSN-PSOE sale al paso de la intentona de Toquero

Fuentes del PSN-PSOE han desvelado a e-Ribera.com que la intentona de Toquero de "apropiarse del regreso del Ayuntamiento de Murchante al Consorcio Eder" causó molestia en las filas socialistas. Y este hecho motivó el envío de una nota de prensa por parte del Gabiente de prensa del partido con dardo contra el alcalde de Tudela, al que ya achacaron su "exceso de protagonismo" el pasado año. 

En la nota el alcalde murchantino Luis Sancho (PSN-PSOE) asegura que Eder "es un elemento dinamizador de la Ribera y Murchante tenía que estar. Queremos aprovechar la inercia de fuerza de la entidad y colaborar junto con el resto de ayuntamientos. Es una cuestión de remar todos en la misma dirección". 

Y, lo más relevante del comunicado, el PSN-PSOE dice que Sancho ha apostado por el regreso del municipio a Eder "después de que el alcalde de Ribaforada, Tirso Calvo, y el presidente de la Comisión Ejecutiva de Eder, Eusebio Sáez, le pidieran que estudiara la posibilidad de adherirse". 

Sancho asegura que "tras valorarlo primero en una comisión de Promoción y Desarrollo y después en el pleno municipal, el Ayuntamiento decidió por unanimidad dar el visto bueno a la propuesta de reintegrarse en la entidad".

Una legislatura muy polarizada

La irrupción de Alejandro Toquero en la política ribera ha traído aparejada de la ruptura de los consensos que se tejieron la pasada legislatura en el Ayuntamiento de Tudela, Consorcio Eder y la Mancomunidad de la Ribera. 

El dirigente de Navarra Suma ha provocado en menos de dos años el enfado público de prácticamente todos los partidos y agrupaciones riberas, todos los sindicatos y prácticamente todas las instituciones no controladas por UPN. 

Es evidente que la polarización de la política ribera por asuntos no estratégicos como la Carta de capitalidad  ha conseguido invisibilizar los innumerables problemas de gestión de Navarra Suma al frente de un inmovilizado equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Tudela que se ha dedicado a inaugurar las obras proyectadas la pasada legislatura. 

Cada vez más voces acusan a Toquero de buscar el choque partidista, quizás con la intención de que UPN recupere el control del Gobierno de Navarra en 2023 a pesar de la cronificada minoría del centro-derecha en el Parlamento de Navarra. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours