Euskal Herria Bildu llevó la semana pasada el Polígono de Tiro de Bardenas al Congreso. La coalición abertzale propuso un referéndum ciudadano para decidir sobre el mantenimiento de esta instalación militar en el Parque Natural. 

Y la Cámara Baja lo rechazó. Hasta ahí 'todo dentro de lo esperado'. Pero la sorpresa llegó con el discurso incendiario del milagrés Santos Cerdán, que ninguneó a la Asamblea Antipolígono, ironizó sobre la falta de implantación de EH Bildu en la Ribera y aseguró que "nunca" ha escuchado un avión militar relacionado con el Polígono de tiro. 

Más sorprendente todavía resultó la abstención de Unidas Podemos, que está integrada por dos fuerzas que han sido clave en las cuatro décadas de batalla ciudadana contra el bombardeo de Bardenas: Batzarre e Izquierda Unida de Navarra, que todavía no han explicado qué opinan sobre la postura de la ministra Ione Belarra y compañía. 

Bel Pozueta se explica

La diputada Bel Pozueta ha explicado en una entrevista concedida a eldiario.es que cree que Unidas Podemos se ha abstenido porque "son parte del Gobierno. Pero me pregunto, viendo que no iba a salir la iniciativa y que sus votos no iban a condicionar, ¿cómo es posible que se hayan abstenido cuando ha sido uno de los temas que más han abanderado a lo largo de todos estos años? Pienso en las personas de la zona de la Ribera que les han votado, se han debido sentir abandonados y traicionados. Ayer una persona me decía: '¿Cómo es posible que Ione Belarra se haya abstenido? No entiendo nada'". 

Pozueta asegura sobre Bardenas que "se trata de una compra de voluntades por muy mal que suene. Las 22 entidades congonzantes reciben muchísimo dinero por el alquiler del polígono, yo entiendo y reconozco que con 14 millones esos pueblos y valles pueden hacer políticas públicas como se están haciendo y que quitarles ese dinero les condicionaría muchísimo. Si no se les plantea otra alternativa van a estar a favor del polígono porque están condicionados". 

"Si no estuvieran condicionados económicamente, creo que el resultado de la votación sería totalmente diferente. Tras la interpelación hable con la ministra y me dijo que había escuchado que las entidades de la comunidad de las Bardenas estaban muy contentas, yo le señalé que se trataba de una compra de voluntades y me reconoció que quizá tenía razón", añade. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours